Guadalajara, Jal. Para lograr un estado próspero y mejorar la calidad de vida de sus habitantes en la próxima década, Jalisco tiene tres prioridades: vencer las deficiencias en el Estado de Derecho, la insuficiencia económica y el déficit de inversión productiva, coincidieron investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdG) que participaron en la actualización del estudio “Jalisco a Futuro 2018-2030”.

“Si superamos esos tres, podemos hablar de que podremos resolver otros relacionados con la salud, la seguridad social, el empleo, el medio ambiente, el territorio y la población”, señaló el coordinador del Comité Técnico de la Red de Políticas Públicas de la UdG, Luis Aguilar Villanueva, durante la presentación de la actualización del estudio elaborado por 22 investigadores de esta institución académica.

La novedad de esta edición del estudio —que se realizó por primera vez en 1999— es el énfasis en la causalidad de los problemas que enfrenta el estado.

“El segundo punto es el enfoque de gobernanza; los problemas de Jalisco no han sido ocasionados por fallas y omisiones del gobierno solamente, sino también de la sociedad económica y sociedad civil”, puntualizó Aguilar Villanueva.

Jalisco a Futuro se realiza cada seis años desde hace dos décadas y es una iniciativa de la máxima casa de estudios, en la que 22 investigadores-académicos realizan diagnósticos y propuestas para resolver los principales problemas que enfrenta la entidad.

“Es impresionante la precisión con la que (el estudio) se anticipó a muchos fenómenos que se iban a dar en la entidad (…) La primera edición permitió a los jaliscienses tener una valiosa herramienta para la planeación y el diseño de programas y proyectos específicos estatales y municipales, a fin de impulsar la competitividad del estado a nivel nacional e internacional”, comentó el rector general de la UdG, Ricardo Villanueva Lomelí.

En tanto, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez afirmó que el estudio será un referente importante para el proceso de refundación que se lleva en la entidad.

“Esta actualización es una guía importante para Jalisco respecto a cómo entender a fondo los problemas que hoy enfrentamos. Una de las aportaciones es el énfasis en causalidad. Se trata no de simplificar los problemas ni de trivializar el debate”, destacó.

“Nos permite pensar que estamos ya más cerca que hace un año de iniciar este proceso de reflexión ciudadana para construir un nuevo acuerdo social básico en nuestro estado y ponerle el ejemplo a todo México como lo hemos hecho a lo largo de nuestra historia”, puntualizó Alfaro Ramírez.