Monterrey, NL. La industria manufacturera estatal mostró una recuperación en el mes de marzo, pues todos los índices se ubicaron en la zona de expansión y algunos presentaron las cifras más altas del año, de acuerdo con la Encuesta de Expectativas Económicas en la Manufactura de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra).

“Aunque marzo fue un mes de recuperación para la industria de Nuevo León, la situación no ha logrado estabilizarse lo suficiente para generar un panorama de certidumbre para los inversionistas, pues el porcentaje de empresas que realizaron alguna inversión fue de 25%”, indica la encuesta, que se realizó con 190 empresas, del 5 al 16 de abril.

El promedio histórico de este indicador fue de 30% desde el 2013 hasta el 2019, sin embargo, no se ha alcanzado este porcentaje en los siguientes meses.

Por otra parte, los índices de volumen físico de producción y de nuevos pedidos se ubicaron en zona de expansión por segundo mes consecutivo, alcanzando el récord de 60.2 y 59.5 puntos, respectivamente, mientras que el número de trabajadores continuó en recuperación por tercer mes consecutivo, y alcanzó 51.5 puntos.

Las exportaciones pasaron de 48.1 puntos en febrero a 52.3 en marzo, mientras que las importaciones de 47.5 a 50.5 puntos.

Los principales obstáculos para la recuperación de la industria, dijeron los empresarios, fueron una actividad económica débil y los elevados precios de las materias primas que afectaron a 45% de las empresas en marzo.

La actividad económica débil se ha mantenido por arriba de 40% durante 22 meses consecutivos, aunque en este mes presentó un descenso.

El panorama político, en lugar de ser un factor generador de confianza para los industriales, se presentó como el tercer obstáculo de desempeño, perjudicando a 40%; finalmente, el entorno internacional adverso, los precios de los energéticos y la carga fiscal federal obstaculizaron a 26, 25 y 24% de los industriales, respectivamente.

estados@eleconomista.mx