El Gobierno de la Ciudad de México estima que por la entrada en vigor del color naranja del semáforo epidemiológico reabran de manera paulatina 121,765 establecimientos, lo que significa el retorno de 1.5 millones de trabajadores.

“La ciudadanía sabe que estamos todavía con la pandemia, que el virus sigue presente, y que la única manera de regresar a nuestras distintas actividades es primero de forma paulatina; y segundo, teniendo todas las medidas necesarias de protección”, explicó en conferencia de prensa virtual la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

Explicó que tiene contemplado que regresen 195,742 trabajadores dedicados a la limpieza de los hogares; 13,903 comercios al menudeo, lo que representa el reingreso de 490,430 empleados; de restaurantes abrirán nuevamente 56,978, con 308,610 asalariados.

Mientras que por el retorno de actividades comerciales en el Centro Histórico se estima que reabran 27,730 establecimientos, con 211,280 trabajadores; de centros de hospedaje (hoteles y moteles) volverán abrir sus puertas un total de 822, con 29,239 empleados; de tianguis, mercados sobre ruedas y bazares, serían 1,800 con 250,000 personas; estéticas, 20,269 con 66,717 y estarían regresando 263 tiendas departamentales con 28,951.

También, se han registrado un total 8,228 negocios en el Portal de Medidas Sanitarias.

Sheinbaum Pardo recordó las reglas que deben de seguir los establecimientos que abrirán en esta etapa del semáforo: los trabajadores deberán usar cubrebocas y caretas de manera obligatoria, en negocios mayores a cinco empleados debe haber filtros sanitarios y se debe orientar la sana distancia y uso de gel antibacterial.

Capacidad

De acuerdo con la jefa de Gobierno, este martes podrán reabrir los negocios del Centro Histórico, esta zona contará con un programa especial de apertura; mientras que el miércoles 1 de julio hoteles y restaurantes a 30% de capacidad (con espacios al aire libre, a 40 por ciento).

El jueves 2 de julio volverían tianguis, mercados sobre ruedas y bazares; el viernes 3, estéticas, peluquerías y salones de belleza, cuidando que no se llenen sus locales. Hasta el lunes 6, las tiendas departamentales a 30% de capacidad.

“En el caso de restaurantes se está orientando a que sea principalmente al aire libre, y en el caso ya de los comercios lo que se está orientando es al uso de cubrebocas, todas las medidas preventivas y que solamente pueda haber el 30% de las personas”, dijo la mandataria.

[email protected]