Monterrey, NL. El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, se mostró preocupado porque no se está haciendo una devolución pronta y expedita de los estímulos fiscales en la zona libre de la frontera norte.

“Nos tiene muy preocupados porque no se está haciendo una devolución pronta, expedita, eficaz de los impuestos y no debemos permitir que ese programa fracase”, declaró el fin de semana pasado.

Asimismo, recientemente el mandatario aseguró que buscará coordinarse con la Federación para que el decreto de estímulos fiscales para la frontera norte funcione eficazmente y se realice pronto la devolución de impuestos.

Dijo que durante la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador en la entidad, se le explicó la dificultad que tienen las empresas para recuperar sus impuestos.

Es importante recordar que el primer día del 2019 entró en vigor el decreto de estímulos fiscales en la región fronteriza norte, el cual tiene como beneficios la disminución del Impuesto al Valor agregado (IVA) a 8% y del Impuesto sobre la Renta (ISR) a 20%, así como el aumento al doble del salario mínimo y la homologación de los precios de los combustibles con los de Estados Unidos, en los 43 municipios que se localizan en la frontera con la Unión Americana.

En el Paquete Económico 2020 se detalla que, con datos al primer semestre de este año, los estímulos están impulsando la demanda agregada de la región. Además, se prevé que los incentivos fiscales continúen para el próximo año.

En los criterios generales se explica que “por un lado, las ventas al menudeo en la región tuvieron un crecimiento anual de 3.6%, mientras que el promedio nacional fue de 1.0 por ciento. Por otro lado, los precios en la región son menores que en el resto del país, es decir, la inflación anual a julio en la frontera norte fue de 2.6%, mientras que a nivel nacional fue de 3.8 por ciento”.

Sin cuantificar

Arturo Fuentes Velez, secretario de Hacienda de Chihuahua, dijo a El Economista: “El crecimiento no lo atribuimos a la zona franca sino al propio dinamismo de la frontera en lo que tiene que ver con la industria maquiladora de exportación”.

“Los múltiples requisitos establecidos en el decreto y en la miscelánea fiscal correspondiente ha llevado a que el impacto en las finanzas públicas ha sido limitado y no ha logrado impulsar el consumo en esa región fronteriza, la cual si bien sigue creciendo, la fuente principal del crecimiento es la actividad industrial, especialmente la maquila de exportación”, refirió.

Agregó que no tienen hasta el momento datos publicados que permitan afirmar que el decreto esté teniendo el efecto que se pensó, puesto que hay que tomar en cuenta los requisitos que se pusieron para las empresas “que a lo mejor pueden de alguna forma haber diluido el beneficio que se esperaba obtener”.

Uno los requisitos que pide la autoridad es tener su domicilio fiscal en la región fronteriza norte por los últimos 18 meses previo a la inscripción en el padrón.

El socio del área fiscal de EY México, Óscar Ortiz, indicó en marzo de este año que el decreto es excluyente para contribuyentes que ya gozan de ciertos estímulos fiscales adicionales como el sector maquilador, y que limita a empresas con operaciones en otras zonas del país.

Explicación

Fuentes Velez explicó que el estímulo consiste en aplicar un crédito fiscal equivalente a la tercera parte del ISR causado en el ejercicio o en los pagos provisionales, contra el ISR causado en el mismo ejercicio fiscal o en los pagos provisionales del mismo ejercicio, según corresponda, en la proporción que representen los ingresos totales de la región fronteriza norte, del total de los ingresos obtenidos en el ejercicio fiscal o en el periodo que corresponda a los pagos provisionales.

En el caso del IVA, el mismo decreto otorga también un estímulo fiscal a los contribuyentes, personas físicas y personas morales, que realicen los actos o actividades de enajenación de bienes, de prestación de servicios independientes u otorgamiento del uso o goce temporal de bienes, en los locales o establecimientos ubicados dentro de la región fronteriza norte, consiste en un crédito equivalente a 50% de la tasa del IVA.

[email protected]