Puebla, Pue. A partir de las nuevas disposiciones del gobierno estatal para que negocios operen toda la semana, la Asociación de Centros Comerciales de Puebla (Acecop) prevé que la recuperación económica se acorte de un año y medio a ocho meses, siempre y cuando se mantenga la tendencia estable de contagios de Covid-19.

Andrés De La Luz Espinoza, director del organismo, vio con optimismo la medida de las autoridades, ya que tener cerrados 50% de los 4,500 locales durante casi un año resultaba negativo.

Detalló que la ampliación de horarios y la desaparición de los llamados días solidarios, que implicaba cerrar los lunes, llegó en una de las épocas “más fuertes”, por lo que las ventas deberán subir poco a poco, ya que están en promedio entre 40 y 50 por ciento.

No obstante, puntualizó que la reapertura conlleva una doble responsabilidad por parte de los comercios y clientes, por lo que se deben reforzar los protocolos sanitarios para evitar la saturación en tiendas departamentales y locales.

“No podemos dar pasos hacia atrás, estamos en color amarillo y por fortuna la tercera parte ola de contagios no se concretó tras las vacaciones de Semana Santa y eso quiere decir que hay mucha responsabilidad de los ciudadanos por acatar todas las medidas sanitarias”, ahondó en empresario.

De La Luz Espinoza comentó que una vez emitido el nuevo decreto estatal, a finales de abril pasado, los complejos comerciales esperan que se puedan ocupar entre mayo y julio al menos 50% de los 2,250 locales vacíos.

estados@eleconomista.mx