La Ciudad de México enfrenta cuatro retos en materia laboral: mejorar la calidad del empleo generado, satisfacer la oferta de las empresas con mano de obra preparada, cerrar la brecha de género y apostar por la creación de trabajos verdes.  / En entrevista con El Economista, la titular de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México, Soledad Aragón Martínez, informó que se realizó un estudio sobre la situación laboral de la urbe, con el cual se efectuó un diagnóstico.

“El primer reto que encontramos fue la calidad del empleo, en la capital es el principal reto y para atenderle tuvimos que ver la cuestión de la formalización, con ella el trabajador puede acceder a la seguridad social, puede tener los derechos básicos como un sistema de salud, pensiones, guarderías, mejores salarios”, acotó.

Enunció que para poder mejorar las condiciones laborales a través de la formalización, el gobierno capitalino se centró en atender a grupos laborales vulnerables y también en crear cooperativas y pequeñas empresas.

“Uno de ellos, y fue el primero que tomamos como bandera, fue con las trabajadoras del hogar, impulsamos la reforma que se dio en el IMSS, de que ya sean incluidas de manera obligada, también instalamos una mesa de diálogo (...) También trabajamos por el Seguro de Desempleo”, acentuó.

Señaló que también se trabajó en el programa de Fomento y Constitución de Empresas Sociales y Solidarias para la creación de mayores cooperativas, al cual se le incrementó el presupuesto (de 47 millones de pesos en el 2018 a 200 millones en el 2019), “otra acción fue que la secretaría efectuó convenios con el Colegio de Notarios de la Ciudad de México para que a las cooperativas y pequeñas empresas se les otorguen cartas constitutivas y también los registren en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”.

Soledad Aragón puntualizó que el segundo reto es cerrar la brecha entre oferta y demanda en competencias laborales, ya que actualmente las empresas están solicitando personal que no cuenta con esas capacidades.

“Otro tema importante es que hay que invertir en la capacitación, hay una gran brecha entre los que las empresas demandan y lo que ofrece el mercado de trabajo. Hay que ver en qué se están graduando los jóvenes”, comentó.

Diagnóstico

Enunció que se creó el Diagnóstico de Competencias Demandadas, que es una base de datos que se actualiza todos los días y en donde se registran las vacantes y el perfil que requieren las empresas, después de eso la dependencia local efectúa capacitaciones para que puedan cubrir esos puestos.

“El Banco Mundial ya se nos acercó, quieren sumarse a esta metodología y lograr este tema”, manifestó.

El tercer reto es el de la brecha de género, debido a que aún hay mujeres percibiendo menor salario o se les prohíbe acceder al mercado laboral.

Aragón Martínez indicó que ya se están efectuando acciones con organismos internacionales para combatir esto; por ejemplo, se impulsó del Memorándum de Entendimiento para el Programa de Trabajo Decente, así como un trabajo en equipo con la Organización Internacional del Trabajo.

Sobre el último reto, que es apostar por la generación de empleos verdes que están enfocados en el cuidado del medio ambiente, la secretaria dijo que ante la situación actual del mundo se necesita cuidar los recursos y también explorar más el mercado laboral.

Enunció que por ello están orientando una serie de políticas públicas laborales enfocadas en economía circular, cuidado del medio ambiente e Industria 4.0.

Respecto a que en los primeros meses del año la capital del país perdió 80,000 empleos, siendo el peor inicio en su historia en el sector laboral, la funcionaria explicó que se debió al cambio de gobierno.

“Siempre a finales de sexenio hay una caída (...) Mi hipótesis es que fue por la incertidumbre de este cambio de gobierno, pero lo superamos con un caso exitoso. En 10 meses se generaron 117,792 empleos, cuando la caída fue de 80,000, hubo una compensación importante”, dijo.

[email protected]