Guadalajara, Jal. Ejidatarios de El Zapote volvieron a manifestarse en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Guadalajara y a tomar el control del estacionamiento de la terminal aérea, para exigir el pago de sus terrenos expropiados hace más de cuatro décadas, a un valor que ellos consideran “justo”.

De acuerdo con el representante del ejido para el tema del aeropuerto, Nicolás Vega Pedroza, la nueva toma de las instalaciones aeroportuarias obedece no sólo a que el gobierno federal ha incumplido con el pago de las 307 hectáreas expropiadas en 1975, sino que, en enero pasado, la judicatura federal designó a Jorge Morett Ramírez como nuevo perito valuador, quien, tras varias prórrogas, recién dio a conocer la semana pasada un avalúo que no convenció a los comuneros.

“Está metiendo cosas que no tienen nada que ver con la sentencia (judicial). Él está rebajando del avalúo, lo que supuestamente dice que ya nos pagaron y él nada más es el valuador (...) Ya son hechos condenatorios que debe hacer el juez”, comentó Vega Pedroza.

El representante del ejido dijo a El Economista que el perito valuador estableció un valor de 1,317 millones de pesos para las 307 hectáreas expropiadas; sin embargo, el perito señaló que a esa cantidad deben descontarse 600 millones que presuntamente ya se han pagado a los comuneros durante los años que lleva el proceso legal.

Decreto

Aunque los terrenos para construir el Aeropuerto Internacional de Guadalajara les fueron expropiadas en 1951, el decreto expropiatorio se publicó en 1975, pero al considerar que no se les pagó un precio justo por la tierra, el ejido El Zapote inició un litigio que aún con varias sentencias judiciales a su favor no ha conseguido el pago de la indemnización que reclaman.

Como respuesta, los comuneros han realizado continuas marchas, manifestaciones y tomas de control del estacionamiento del aeropuerto, en busca de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes pague lo que se les adeuda.

De acuerdo con avalúos que ha pagado el propio ejido, el valor de los terrenos asciende a 3,200 millones de pesos, más 947 millones adicionales por los perjuicios ocasionados en las últimas cuatro décadas.

“El ejido está dispuesto a negociar, pero algo justo”, indicó Nicolás Vega.

Pese a que este lunes sostendrán una reunión con funcionarios del gobierno estatal, los ejidatarios de El Zapote mantienen el plantón en el estacionamiento de la terminal aérea tapatía donde desde el pasado viernes levantaron las plumas para impedir que los automovilistas paguen por el servicio.

[email protected]