La Escuela Bancaria y Comercial (EBC) campus Querétaro iniciará la operación de su incubadora de empresas en el 2016, con el apoyo de 15 proyectos en un inicio, dijo Mario Esquivel Vilchis, director de la institución.

Mencionó que con esto se busca impulsar la iniciativa de los estudiantes y emprendedores en general para desarrollar un proyecto de negocio, ya que la convocatoria estará abierta para toda persona que quiera participar.

El esquema de trabajo está configurado en dos módulos principales: el primero para materializar la idea y atender aspectos de asesoría y aplicación teórica, y el segundo para la puesta en marcha del negocio, dijo.

De acuerdo con el directivo, hasta ahora, la sede queretana de la EBC había trabajado los proyectos de incubación de empresas junto con la dirección central en la ciudad de México, a través de visitas programadas al estado y con asesorías a distancia. De esta forma, en los últimos dos años se trabajó con alrededor de 10 proyectos de negocio en el campus de la entidad.

Esquivel comentó que en su mayoría se trata de compañías relacionadas con el sector de servicios, aunque hay algunos casos de empresas de tecnología y otras actividades.

SE BUSCA APOYO

Para el inicio de operación de la incubadora local, mencionó que la institución se abocará en el desarrollo de empresas básicas, además de que buscarán el apoyo de las autoridades del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), de tal forma que puedan presentar los proyectos en las convocatorias de la instancia federal hacia futuro.

Vamos a registrar la incubadora en el Inadem en el segundo semestre (del 2016) porque lo que queremos, y está en los requisitos del instituto, es tener los casos documentados para que puedan participar. Queremos que los proyectos salgan muy bien y que las cosas sean lo mejor posible , indicó.

Consideró que el perfil académico de la EBC, hacia el aspecto contable y financiero, permite que las iniciativas de sus estudiantes puedan apuntalarse de mejor forma, en comparación con otras instituciones académicas.

Aseguró que esto significa un área de oportunidad, que puede hacer la diferencia en los proyectos que se generen entre sus estudiantes.

lucero.almanza@eleconomista.mx