Cancún, QR. La Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch' Xíinbal, sesionará el próximo 10 de agosto en Ticul, Yucatán, para reiterar su postura de rechazo a los megaproyectos de infraestructura en la península, incluido el Tren Maya.  

Pedro Puc, miembro de la asamblea, adelantó que mantienen su postura de defensa de sus tierras ante el avance de proyectos de energía solar y eólicos, pero también a la expectativa ante el avance del Tren Maya, ya que las comunidades de Calakmul han recibido visitas de representantes del gobierno federal para convencerlos de integrarse al proyecto, sin que se les defina en concreto cuáles son las tierras que necesitarán para dicho proyecto.  

“Los proyectos de energía fotovoltaica y eólica están en un proceso de ocupación de tierras muy fuerte; las empresas tienen como una urgencia, tanto de consolidar sus proyectos como de descalificar las luchas de las comunidades en la defensa de sus tierras”, expresó.  

“En el caso del Tren Maya, hay representantes del gobierno federal que están visitando los ejidos para convencer a la gente de otorgar sus tierras al proyecto, aunque no están presentando una propuesta concreta, pero están hablando de que necesitan espacios y sobre todo el convencimiento de la gente”, agregó el activista social.  

Recordó que la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch' Xíinbal, tiene ya fijada una postura de no venta de sus tierras ni a los proyectos de energía eólica y fotovoltaica, ni al Tren Maya.  

“No pueden pretender venir a hacernos un bien, sin que nosotros estemos convencidos de que en realidad es un bien para la forma de vida, organización y cultura de nuestras comunidades”, dijo.  

Apenas en marzo de este año, explicó, lograron mediante un juicio de amparo la suspensión del proyecto Yucatán Fotovoltaico que se pretende construir en el municipio de Valladolid, Yucatán, promovido por la empresa Lightening PV Park.  

Adelantó que esta misma lucha mantendrán contra otros megaproyectos de infraestructura que están en proceso de tramitación de permisos en la península, incluido el Tren Maya.  

Por último, informó que a la asamblea que tendrá verificativo el próximo 4 de agosto en Ticul, Yucatán, asistirá María de Jesús Patricio Martinez “Marichuy”, ex candidata a la presidencia de la República vinculada al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y actual miembro del Consejo Nacional Indígena.  

Antecedente 

En diciembre del 2018, se llevó a cabo el Encuentro Maya Peninsular de Resistencias en Defensa del Territorio: Fortaleciéndonos, coordinado por la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch' Xíinbal, así como por el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible en el que siete organizaciones de los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo se pronunciaron por la no venta de sus tierras sea cual fuere el ofrecimiento que les pudiera hacer el gobierno federal o cualquier empresa privada tanto para el Tren Maya como para otros proyectos de infraestructura en la Península.  

En dicho encuentro, los representantes de las comunidades mayas aseguraron que si bien el gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador recién había tomado posesión, la postura de rechazo al Tren Maya está en función de lo que han vivido con gobiernos estatales, municipales y federales pasados, los cuales a través de engaños, falsas promesas e incluso persecuciones los han despojado y desplazado de sus ejidos.