Monterrey, NL. En cuatro días sin gas ni energía eléctrica, las pérdidas de producción para la manufactura de Nuevo León alcanzan más de 13,984 millones de pesos, debido que sin los energéticos cualquier proceso de producción industrial de manufactura se detiene, indicó la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra).

También hay que tomar en cuenta las enormes consecuencias por la interrupción de las cadenas de valor de la manufactura, el paro de órdenes de compra de las pequeñas y medianas empresas (pymes) proveedoras del sector, y el replanteamiento de los planes de inversión nacional y extranjera, destacó el organismo en un comunicado.

Para los industriales de Nuevo León, la crisis energética que se ha enfrentado en los últimos días y ha tenido importantes consecuencias para la producción e ingresos del sector”, mencionó.

Ya se anunció el restablecimiento de energía eléctrica para los hogares y la industria empezó su recuperación a partir de la mañana del jueves 18 de febrero, precisaron.

Sin embargo, a Caintra le preocupa que la situación empeore por la escasez del gas natural, derivado de las alertas críticas que el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) ha emitido para restringir el consumo a los usuarios de la zona norte del país.

También hay un riesgo latente de que existan nuevamente desbalances y cortes en el suministro de energía eléctrica para los próximos días, aunque la región norte del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) realiza su mejor esfuerzo para sostener el suministro eléctrico industrial y se mantiene en contacto con ellos.

El reto, dijo Caintra, es que el país amplíe sus capacidades de producción y almacenaje de gas natural en el territorio mexicano, así como resolver la carencia en la red de infraestructura, en redes de transmisión eléctrica e incluir nuevas fuentes de generación como las energías renovables.

 erp