Monterrey, NL. Los créditos puente para la construcción de inmuebles industriales y vivienda se mantuvo en 2020 pese a la pandemia de Covid-19, y este año el segmento industrial ha crecido mucho, por la demanda de centros de distribución en grandes ciudades; también sigue creciendo la vivienda media y hay una tendencia a la verticalización en ciudades medias, comentó Juan Pablo Mijares Cervantes, director de Banca Inmobiliaria Centro Norte y Avalúos, de Banregio.

Durante el Panel Financiamiento Hipotecario 2021, en el Mty Summit Inmobiliario, explicó que Banregio tiene actualmente el 20% de la cartera nacional de créditos puente, con alrededor de 19,000 millones de pesos en saldo, sin cartera vencida.

Esto se logró gracias a que en 2020, Banregio ofreció apoyos extraordinarios, con líneas complementarias para amortiguar los costos financieros y la inflación, que se observó principalmente en los precios del acero. También se adecuaron los créditos de vivienda y del sector comercial.

“Hemos crecido muchísimo en el segmento industrial, en Monterrey, Guadalajara y Tijuana; varias plazas han tenido una fuerza impresionante, nos ha tocado ser testigos y fondeadores de operaciones importantes, como los centros de distribución de Amazon, de 30,000 metros cuadrados, en varias ciudades”, enfatizó.

La expectativa es que el segmento industrial continuará muy fuerte este año, así como el de vivienda, sin embargo, podría haber aumentos de tasas de interés; aun así consideró conveniente obtener un crédito para construcción de vivienda media, debido a que continuará la redensificación de las áreas urbanas de las grandes ciudades: Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Por otra parte, hay una tendencia a la verticalización en las ciudades medianas, “ayer pasaron por mi escritorio tres proyectos de departamentos, uno en Aguascalientes y dos en Culiacán, esto se paró un poquito en el 2020, ahora se retomó y vemos mucha demanda para ese tipo de proyectos, en Culiacán, Aguascalientes, León, Mérida, Querétaro Mexicali y Hermosillo”, sostuvo.

Cautela

A su vez, el director  del Área Inmobiliaria de Grupo Financiero Banorte, Manuel Alejandro Soto Madinaveitia, explicó que el crédito puente, tiene involucrada la evaluación del proyecto, y se revisa el estudio de factibilidad, y es muy importante la experiencia desarrollador, y que sepan lidiar con retos, como la pandemia, pues el desarrollo de vivienda es muy complejo; la ubicación, el producto, estructura de costos, mercado, proyección de capacidad de pago, son otros factores a tomar en cuenta.

“En Banorte tenemos al cierre de agosto, más o menos 105 proyectos de financiamiento, que equivalen a 17,000 viviendas de todos los segmentos ( desde interés social hasta premium), el crédito asociado a estas viviendas ronda los 15,000 millones de pesos, hemos tenido un crecimiento con respecto al año pasado, tenemos un saldo de cartera sana, y no hay cartera vencida”, apuntó.

En contexto, dijo que no se puede dejar de hablar de 2020, “la contingencia vino a generar incertidumbre, qué iba a pasar con los desarrolladores, si habría una crisis que pudiera desalentar a la adquisición de vivienda; la acción natural de los bancos y desarrolladores fue esperar un poco. Contrario a lo que se esperaba, que entre abril-junio tendríamos un impacto muy duro, la comercialización de vivienda y presentación de nuevos proyectos se mantuvo”, subrayó.