Puebla, Pue. Ante la queja constante de usuarios por altos costos y mala calidad del servicio de agua, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política en el Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, anunció que, en este tercer periodo legislativo que concluye el 15 de julio, deberá quedar resuelto el retiro de la concesión a la empresa Agua de Puebla.

Indicó que la postura de los diputados del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que son mayoría en el Congreso local, es que ese servicio no puede estar privatizado, por lo que están buscando los mecanismos para concretarlo sin generar una afectación económica a la administración estatal.

“No vamos a quitar el dedo del renglón, eso debe cambiar, no puede estar concesionado y estamos en contra de ello, pero será todo por la vía legal y conforme a derecho”, apuntó el legislador.

La legislatura actual entró en funciones a partir de octubre pasado y desde entonces la bancada de Morena, trajo entre sus compromisos de campaña el dejar a un lado a la empresa Agua de Puebla, por las quejas que hay no solo de ciudadanos sino de empresarios por los altos costos que se cobran del suministro.

Biestro Medinilla dijo que la acción del Congreso actual es dar respuesta a una demanda ciudadana, que no ha estado conforme con la calidad del servicio en estos cinco años, y que ha dado pie a protestas constantes por parte de organizaciones civiles, que igual se pronuncian contra las medidas de clausurar tomas a los usuarios por adeudos, pese a que es un derecho tener acceso al líquido vital.

El también coordinador de la bancada de Morena insistió que están analizando este caso, el cual se había venido postergando desde que entraron en funciones por otros asuntos, pero que ahora sí darán celeridad en este tercer periodo que inició el 15 de mayo.

El 31 de diciembre del 2012, el Congreso de Puebla reformó la Ley del Agua para el Estado de Puebla para permitir la participación directa de las empresas privadas en el manejo, distribución y cobro del agua, con el argumento de que el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP) se encontraba en condición de quiebra.

En sesión extraordinaria del Cabildo de Puebla, el 12 de septiembre del 2013, se autorizó al SOAPAP que concesione total o parcialmente la prestación del servicio de agua potable, así como se aprobó un convenio de coordinación con los municipios de Cuautlancingo, San Pedro Cholula, San Andrés Cholula, Amozoc de Mota, Juan C. Bonilla, San Miguel Xoxtla, Santa Clara Ocoyucan, Coronango y Tlaltenango para lo mismo.

El 26 de diciembre del 2013, el SOAPAP otorgó el título a Concesiones Integrales, hoy llamada Agua de Puebla, que inició operaciones el 16 de mayo del 2014, una vez que le son entregados la infraestructura, los materiales, herramientas, equipos y bienes inmuebles que tenía la paraestatal.

 

[email protected]