Guadalajara, Jal. Jalisco ya cuenta con las primeras 800 hectáreas de cultivos de aguacate certificadas, de un total de 22,000, con parámetros de sustentabilidad por parte de la organización internacional Rainforest Alliance (RA).

“Hay un volumen importante de superficie plantada con aguacate que está por iniciativa propia de los productores, se están sometiendo a la certificación de una certificadora internacional, que además tiene un distintivo importante en el mercado”, señaló el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Héctor Padilla Gutiérrez.

La certificación avala que los aguacates son producidos en forma sostenible o amigable con el medio ambiente y permite la conservación de los recursos naturales.

Luego que en diciembre del 2017 firmaron un convenio con la Asociación de Productores Exportadores de Aguacate de Jalisco (Apeajal) y Seder para promover que los huertos de aguacate cumplan la normatividad ambiental, la empresa Los Fresnos y Grupo Agrícola Los Cerritos, obtuvieron la certificación de RA en sus huertas ubicadas en Zapotiltic, en la zona sur del estado.

“Quien hace este esfuerzo adicional tiene acceso, con una certificación internacional, a un mercado que tiene cierto premio para quienes aseguran mediante la certificación que tienen un manejo ambientalmente correcto”, refrió Padilla Gutiérrez.

“Tenemos clientes estratégicos en parte de Europa, Japón, Canadá, que nos dicen directamente, nos preocupa ver a la industria aguacatera de México envuelta en esta serie de situaciones (...) y ésta es una forma en que estamos dando una respuesta a nuestros clientes. Queremos seguir trabajando y queremos seguir haciendo las cosas de la mejor manera”, dijo el gerente de Inocuidad de Grupo Agrícola Los Cerritos, Héctor Fredi Huendo.

Condiciones

A través de esta certificación, las huertas aguacateras acreditan que protegen sus ecosistemas naturales y no contribuyen a la deforestación, que apoyan y protegen especies en peligro de extinción y se comprometen a la conservación de recursos naturales a través del tratamiento de aguas residuales, la gestión adecuada de residuos sólidos y la reducción de uso de plaguicidas.

En el aspecto social y laboral, la certificación de RA garantiza que en las huertas no se utiliza el trabajo forzoso, no hay discriminación laboral y no se emplea a menores de 15 años, además que a los trabajadores se les paga por arriba del salario mínimo y horas extra.

Según cifras de Apeajal, en el 2017 se cosecharon en Jalisco 140,000 toneladas de aguacate, de las cuales se exportaron 90,000 toneladas, principalmente a Canadá, Europa y Japón.

estados@eleconomista.mx