La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que antes de tomar la decisión de volver al color rojo del semáforo epidemiológico, se va a evaluar si funcionaron las medidas que se implementaron en las últimas semanas, como es el recorte de horarios en comercios y la aplicación de la Ley Seca.

En conferencia de prensa virtual, detalló que será hasta la siguiente semana cuando se puedan ver los resultados, de si las estrategias que se tomaron fueron óptimas para reducir la propagación de la epidemia.

“Lo estamos revisando. Repito, hay muchas medidas que apenas vamos a ver si tuvieron su impacto la próxima semana (...) Hoy tenemos varias medidas, se las recuerdo, no se venden bebidas alcohólicas en algunas alcaldías, probablemente esto podremos ampliarlo, estamos viendo. El programa Reabre sigue suspendido”, puntualizó.

Precisó que volver al color rojo lastimaría más la economía, por lo cual, hizo un llamado a que se respeten las medidas sanitarias.

“Entonces, es importante, repito, que la ciudadanía sepa que está creciendo el número de hospitalizaciones y que, solo entre todos, a pesar de que ya llevamos muchos meses con la pandemia, vamos a poder regresar a una situación que no sea así, sin necesidad de las grandes restricciones que tuvimos en abril y mayo”, puntualizó.

Sin dejar de reconocer que actualmente ya incrementaron los contagios, hospitalizaciones y decesos por Covid-19 en la urbe, la funcionaria recalcó que están evaluando con las cámaras empresariales qué más medidas se pueden aplicar, las cuales podrían anunciarse este viernes.

“Entonces estamos evaluando qué medidas podrían anunciarse el día de mañana, una de ellas es que vamos a aumentar el número de pruebas de antígeno a partir de la próxima semana”, dijo.

“En términos de alguna otra disminución de horarios y demás, necesitamos hablar siempre con los comercios previamente para que escucharlos, se conozca, y si no, ver qué otras opciones podemos generar. Entonces, hasta el día de mañana vamos a poder estar informando”, agregó Sheinbaum Pardo.

Asimismo, resaltó que las decisiones que se toman siempre también están pensadas en la situación económica de las personas, “porque también sabemos el impacto que esto puede tener”.

Asimismo Sheinbaum Pardo, nuevamente descartó que se vaya a hacer obligatorio el uso de cubrebocas.

“Lo que nosotros no vamos a hacer nunca, pues es ni decretar estado de sitio, ni multar a las personas por no usar cubrebocas, y siempre hemos buscado la participación de la ciudadanía”, ahondó.

Cabe recordar que para evitar regresar al color rojo, en los primeros días de este mes, la Ciudad de México suspendió el programa Reabre, que permitía la reconversión temporal de bares, antros y cantinas para su operación como restaurantes.

Además, las actividades no esenciales ya tienen que cerrar a las 19:00 y es obligatorio el código QR para ingresar a lugares cerrados.

kg