Luego de un proceso de más de tres horas, donde diversas compañías presentaron y modificaron sus posturas para obtener el contrato relativo a la dispersión de vales de despensa de los trabajadores de la Ciudad de México, la Secretaría de Finanzas local falló a favor de la empresa Broxel, la cual se encargará de la emisión de dicha prestación.

“La licitación consiste en la adquisición de vales relativos al estímulo de fin de año para los trabajadores del gobierno de la Ciudad de México”, se puede leer en las bases del concurso a cargo de Yesica Luna Espino, jefa de la dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Secretaría de Finanzas capitalina.

De acuerdo con información obtenida por este medio, la entrega de los vales se realizaría los próximos 14 y 15 de diciembre en cada una de las dependencias, alcaldías, órganos desconcentrados, autónomos y entidades correspondientes.

Por segundo año consecutivo, Broxel obtuvo este contrato, que tiene un valor de más de 4,000 millones de pesos, para emitir parte de las prestaciones de fin de año a los burócratas del gobierno de la Ciudad de México. Esta empresa, que encabeza Gustavo Gutiérrez, fue la vencedora en el concurso de este 2020, en el cual también participaron Toka, Sí Vale, Dispersiones Sociales de México, Sodexo y Efectivale.

Según la información proporcionada, los montos mínimos y máximos a dispersar en cada cada uno de los vales van de los 720 pesos hasta los 12,660 pesos, en función de la cantidad establecida para el personal del gobierno. El número previsto de vales a entregarse va de los 168,459 a los 336,918.

El pasado 18 de noviembre, la Secretaría de Finanzas del gobierno de la Ciudad de México, por medio de su dirección general de Recursos Materiales y Servicios Generales, publicó la convocatoria para la adquisición de vales de fin de año y el pasado 26 de noviembre se realizó el acto de presentación y apertura de propuestas.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx

kg