Guadalajara, Jal. Aunado al reciente reconocimiento como Denominación de Origen por parte de Brasil, el tequila sigue avanzando en la protección legal y la eliminación de barreras no arancelarias en el país sudamericano.

Y es que el pasado 23 de mayo, las autoridades brasileñas modificaron la definición de tequila incluida en su legislación, con lo cual cumplieron su compromiso para homologar las normativas entre México y Brasil.

A partir de esa fecha, el anexo al Decreto Número 6871 del 4 de junio del 2009, refiere en su artículo 58 que: “Tequila es la bebida alcohólica regional de México, producida de acuerdo con la legislación mexicana”.

El siguiente y último paso es que Brasil continúe los procedimientos administrativos para abrogar la ley portuaria número 371 que data del 9 de septiembre de 1974.

Una vez concluido este proceso, se eliminarán las barreras no arancelarias que existen entre Brasil y México, lo que se traducirá en una total apertura de ese mercado para la bebida mexicana, dijo a El Economista el director del Consejo Regulador del Tequila (CRT), Ramón González Figueroa.

“Esto nos deja en una situación muy cómoda, ya que Brasil prácticamente está reconociendo especificaciones físico químicas del tequila, todas las reglas del tequila; lo único que tiene pendiente es la eliminación de la portuaria 371 y estamos en espera de que esto se dé en unos días”, comentó el director del organismo regulador.

De acuerdo con estadísticas del CRT, en el 2018 se exportaron a Brasil 689,371 litros, cifra que supuso una caída de 19.5% en comparación con el 2017, cuando se vendieron a ese país 855,912 litros.

Al cierre del año pasado, Brasil se colocó en el décimo séptimo lugar entre los principales países importadores de tequila, adquiriendo la bebida a nueve casas productoras que tienen presencia en ese mercado a través de 11 marcas.

En tanto, en el periodo enero-abril de este 2019, se exportaron a Brasil 143,766 litros de tequila, 60.2% menos que en igual lapso del 2018; pero una vez que se eliminen las barreras no arancelarias en su totalidad, la proyección del sector tequilero es que las exportaciones de la bebida nacional registren crecimiento a doble dígito.

Por encima de 20%

“Con esto, hay una gran posibilidad de que esto se incremente hasta ubicar a Brasil en el lugar que siempre ha tenido; es decir, exportar cantidades cercanas a 1 millón de litros de tequila al año. Serán porcentajes de doble dígito (de crecimiento anual de las exportaciones), por encima de 20%”, destacó González Figueroa.

El avance del destilado nacional en la nación sudamericana se logró luego de que, a partir del 2016, los gobiernos de México y Brasil alcanzaron un acuerdo de reconocimiento mutuo para el tequila y la cachaza.

“A partir de ahí, Brasil se comprometió a modificar las regulaciones que tenía para el tequila (...) México ya hizo su parte también en cuanto a la modificación de las especificaciones de la cachaza para importarse sin ningún problema a México”, indicó el director del CRT.

[email protected]