Con el arribo del crucero Crystal Serenity al pueblo mágico de Loreto en Baja California Sur, la temporada 2016-2017 cierra de manera histórica, ya que poco más de 32,900 turistas llegaron a este destino, así como al Puerto de Pichilingue, a través de 18 embarcaciones, lo que significó una derrama económica superior a los 42.1 millones de pesos, indicó el director de Administración Portuaria Integral (API), José López Soto.

El funcionario informó que el puerto de Pichilingue, en La Paz, recibió 11 cruceros con 16,600 turistas, en tanto que a Loreto arribaron siete cruceros con más de 15,000 cruceristas.

Estas son cifras históricas, son constancia de que las políticas y programas implementadas por la secretaría de Turismo estatal, son las adecuadas y están dando resultado , destacó.

El titular de API mencionó que cada turista suele viajar acompañado de dos a tres personas, teniendo un gasto promedio de 70 dólares diarios per cápita, derrama que se traduce en mayor crecimiento económico y desarrollo social para todos los habitantes de la entidad.

El turismo es el motor de la economía sudcaliforniana, este nos permite crear más empleos formales, generar más obras sociales y por supuesto ofrecer mejores oportunidades de desarrollo a nuestras familias; por ello redoblaremos los esfuerzos encaminados a impulsar y consolidar a Baja California Sur, como el mejor destino turístico de México , afirmó.

López Soto enfatizó que estas cifras son resultado del trabajo coordinado que realizan la Secretaría de Turismo del gobierno del estado, gobiernos municipales y prestadores de servicios turísticos, para la promoción de las bellezas naturales y atractivos todos los destinos de Sudcalifornia.

estados@eleconomista.mx