Puebla, Pue. La industria discográfica estima pérdidas de 50 millones de pesos anuales en la entidad por el uso que hacen los fabricantes de rocolas de música sin autorización.

Datos de la Sociedad Mexicana de Productores de Fonogramas, Videogramas y Multimedia (Somexfon) dan cuenta de que en la entidad son más de 100 talleres que trabajan en la ilegalidad armando estos equipos, principalmente, en los municipios de Tepeaca, Tehuacán, Atlixco, Izúcar de Matamoros e incluso en Tlaxcala, donde la asociación comenzó semanas atrás visitas de inspección.

El supervisor local de esa asociación, José Manuel López Águila, detalla a El Economista que los dueños de estos talleres están conscientes de su actividad ilegal, pues obtienen grandes cantidades de dinero por la venta de esos equipos –que oscilan cada uno entre los 15,000 y 30,000 pesos- usando música bajada de Internet en forma gratuita y que no genera regalías a las disqueras, los artistas ni, mucho menos, a los compositores.

Incluso, asegura que en México sólo tres empresas trabajan legalmente, Grupo Arión y Rincón Musical, ubicadas en Jalisco, así como Rowe Ami.

UN MES PARA RECTIFICAR

Refiere que a casi 11 años de crearse Somexfon, ahora sí no habrá más contemplaciones y se buscará hacer valer la Ley Federal del Derecho de Autor para que paguen todos aquellos que utilizan la música protegida con fines comerciales. En el caso de las rocolas, estos negocios han ido proliferando en el país y Puebla no es la excepción.

Explica que los fabricantes de estos equipos se podrían ahorrar muchos problemas legales si pagaran por un derecho de reproducción o comunicación pública, cuya licencia cuesta 5,000 pesos para cada aparato, el cual tiene alrededor de 5,000 canciones. Es decir, les saldría a un peso la canción utilizada en forma legal, añade.

Comenta que los talleres de la capital con más de 10 años han comenzado a conformarse en agrupaciones para buscar hacer convenios con la Somexfon y legalizar su actividad; sin embargo, la representación en Puebla únicamente prevé dar un mes para concretar algo sin hacer retroactivos los pagos: Será borrón y cuenta nueva o iniciarán los procesos legales .

En febrero, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados se quejó por los cobros de regalías -de 5,000 hasta 10,000 pesos anuales- que hizo la Somexfon a 500 establecimientos y argumentó que el giro de estos lugares es la venta de comida y bebidas y no promover artistas o canciones.

DESFALCO SILENCIOSO

  • Mucha de la música que usan las rocolas es descargada de Internet de forma ilegal, afirma Somexfon.
  • Las rocolas tienen un costo de entre 15,000 y 30,000 pesos.
  • Cada equipo cuenta con hasta 5,000 canciones almacenadas.
  • El costo que tendría que pagar cada taller por licencia es también de 5,000 pesos por rocola.
  • Para el caso de los restaurantes, el cobro que se les exigió fue de entre 5,000 y 10,000 pesos anuales por usar estos aparatos sin licencia.

miguel.hernandez@eleconomista.mx