Como parte de los trabajos previos para el análisis y discusión del Paquete Económico 2020, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Ciudad de México, que preside la diputada Guadalupe Morales Rubio, llevó a cabo una mesa de trabajo con el titular de la alcaldía de Benito Juárez, Santiago Taboada Cortina, para conocer las necesidades presupuestales de la demarcación para 2020.

Durante la exposición, el alcalde Taboada Cortina informó que el techo presupuestal que fijó la Secretaría de Administración y Finanzas a esa alcaldía para el próximo año asciende a 2,306.6 millones de pesos que, respecto al presupuesto aprobado este año, representa una disminución de 1.21% en términos reales, “situación que compromete la capacidad de gestión de la misma”, dijo.

El alcalde explicó que su proyección para el ejercicio 2020 contempla 3% de incremento en relación con el año anterior.

Con relación al presupuesto del año pasado, se registró un avance de 93.52% al 30 de septiembre, en comparación con el presupuesto modificado, y los recursos disponibles de 147.0 millones corresponden a los rubros: circuito cerrado (sistema de instalación de pantallas), adquisición de un camión tipo Factor (para trabajos de asfaltado) y el Servicio de Digitalización Inteligente.

Explicó que el avance en el Presupuesto Participativo al día de hoy es de 99.03% de lo comprometido en comparación con el presupuesto modificado. Los recursos disponibles tienen un importe de 22.15 millones de pesos y los servicios consolidados pendientes son energía eléctrica, agua potable, mezcla asfáltica y servicios de vigilancia del último trimestre del año.

Agregó que en Benito Juárez se tiene contemplada la formalización del contrato de arrendamiento de computadoras y la ampliación de contratos de obra para la dignificación de los espacios laborales a través del mantenimiento y rehabilitación de espacios públicos.

El alcalde Taboada Cortina apuntó que el Presupuesto Participativo asciende a 66.9 millones de pesos, los cuales se destinaron a trabajos de infraestructura educativa, a través de la rehabilitación, conservación y mantenimiento de escuelas a nivel básico y su supervisión contempla la atención y cobertura de 14 escuelas.

En cuanto a los recursos del FAIS, señaló que se encuentra sin ejercicio, ya que hubo una modificación de reglas de operación por parte de la Secretaría del Bienestar y se está conciliando para realizar los pagos, por lo que las obras llevan un avance de 80 por ciento.

Sobre los laudos que tiene Benito Juárez, el alcalde mencionó que hay 63 expedientes con un monto de 25 millones 676,762.67 millones de pesos de laudos firmes pendientes de pago, que se conciliaron con la Consejería Jurídica del gobierno de la ciudad.

Cuestionamientos

El diputado Ernesto Alarcón, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló que de acuerdo con el informe presentado por la alcaldía, se dio mantenimiento a centros deportivos, y preguntó en qué consistió éste.

Por su parte, el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Víctor Hugo Lobo Román, reconoció que Benito Juárez es una demarcación con disciplina financiera, “cerca de 94% del ejercicio al 30 de septiembre está comprometido, hay un equilibrio en la repartición de su presupuesto que tiene que ver con gasto corriente y gasto de inversión”.

Sin embrago, preguntó “¿por qué sólo pide 2% de incremento, casi una actualización, menos de lo que dice la ley?, ¿será que piensa que aquí le vamos a dar un trato como le dieron en el Zócalo? No se preocupe, vale la pena que pida más dinero para sus ciudadanos”, dijo y comparó las cifras de esta demarcación con las de Álvaro Obregón.

Al respecto, Héctor Barrera Marmolejo, de Acción Nacional, inquirió si la demarcación considera hacer inversión en temas de tecnología, como lo anunció el secretario de Seguridad y si va a estar coordinado y vinculado con el C5.

El diputado Christian Von Roehrich (PAN) señaló que la alcaldía de Benito Juárez ha sido castigada presupuestalmente, no obstante, que “invierte los recursos necesarios, pero también con una estrategia trabajando de la mano con el gobierno de la Ciudad de México y la Secretaría de Seguridad Ciudadana”.

Dijo que de acuerdo con la última encuesta del Inegi de seguridad pública le da la calificación a la alcaldía de Benito Juárez como la más segura, “en esa percepción más de 46.3% de los que ahí viven ven un resultado”.

En tanto, el legislador del grupo parlamentario de Morena, Ricardo Fuentes, consideró importante saber cuál ha sido la dinámica que ha establecido para este programa de seguridad con relación a no nada más los operativos sino tomando en cuenta lo que se hace en otras alcaldías.

Preguntó sobre qué acciones se desarrollarán en coordinación con el C5, y algunos convenios con empresas. “Porque en algunas alcaldías lo que se ha dado son convenios con empresas que han aportado de manera particular algunas cámaras de alta resolución y muy efectivas para ser conectadas a la alcaldía y al C5, porque hemos visto que tiene resultados muy positivos”.

Por último, la legisladora Paula Soto Maldonado (Morena) cuestionó al alcalde sobre la adquisición de bienes y servicios que se está haciendo la alcaldía, pues dijo, “viola la Ley de Adquisiciones de la Ciudad de México, que establece que las adjudicaciones directas por monto no pueden rebasar 20% y de acuerdo con lo reportando se adjudicación de manera directa 32 contratos: de licitación pública uno, por convenio uno, por comité 17 y por invitación restringida 11”.

También recordó la compra de una flotilla de patrullas en el 2018 a la empresa Grupo Empresarial Jerome de México, “que se pagaron con precios que sobrepasan hasta tres veces su valor”.

estados@eleconomista.mx