Querétaro, Qro. El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) transportaría en el 2018 a 880,000 pasajeros, de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu).

La proyección representa una variación de 9.0% en relación con los 807,228 pasajeros que se movilizaron en el 2017, año en el que el aumento fue de 26.6% a tasa anual.

El titular de Sedesu, Marco Antonio Del Prete Tercero, expuso que el AIQ reportará una baja en el ritmo de crecimiento, dado que ha llegado a una etapa de maduración.

Este fenómeno ocurre tras tener conexiones con algunas de las principales ciudades del país, entre ellas Monterrey (Nuevo León), Guadalajara (Jalisco), Tijuana (Baja California), Cancún (Quintana Roo), la Ciudad de México y recientemente a Huatulco (Oaxaca).

La conexión directa con estas ciudades, afirmó, facilita la interconexión con diversos destinos  del territorio mexicano.

“Este año cerraremos en 880,000 pasajeros aproximadamente, entonces todavía tendríamos espacio para el crecimiento, ya no va a ser tan acelerado como ha venido siendo, por obvias razones, porque ya se empieza a estabilizar, prácticamente ya estamos conectados con los principales destinos del país (...) Y de ahí empiezan a diversificarse las rutas del aeropuerto”, declaró.

El 15 de marzo, Transportes Aéreos Regionales inició operaciones con la ruta Querétaro-Huatulco, ofertando  vuelos en jueves y domingo.

“Eso viene a contribuir a la oferta de servicios turísticos que se ofrecen desde el estado de Querétaro para la zona de influencia del aeropuerto y que esperemos que en el periodo de vacaciones de Semana Santa pueda aumentar”, comentó Del Prete Tercero.

La afluencia promedio mensual es de 80,000 pasajeros en el AIQ, y para el próximo lapso vacacional se vaticina sea entre 83,000 y 84,000 pasajeros, señaló.

Avances

En tanto, el proyecto de ampliación de la Terminal 1 del AIQ está en desarrollo y prevé la expansión de diversas áreas, se encuentra a 40% de su ejecución. El titular de Sedesu estimó que las  obras concluyan en julio.

“La ampliación va en tiempo. Se instalarán estructuras para la ampliación de la sala de última espera, para incrementar el área de equipaje”, aseveró.

Con estas obras se proyecta que el AIQ aumente su capacidad de 700,000 pasajeros a 1.5 millones de viajeros al año. En las obras se invierten 150 millones de pesos, de recursos propios del aeropuerto.

“Con esto esperamos en primer lugar brindar unas instalaciones más cómodas a los usuarios y en segundo lugar adaptarnos al crecimiento que está teniendo el aeropuerto, el crecimiento en pasajero, estimamos que con esta  ampliación podamos llegar a una capacidad de 1.5 millones de usuarios al año”, explicó el funcionario estatal.

estados@eleconomista.mx