Desarrolladores inmobiliarios afirmaron que el 2019 fue un año difícil, esto debido a la serie de políticas públicas que implementó la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, así como el clima de incertidumbre que se generó por los cambios de administraciones federal y local.

“Creo que durante el 2019 el proceso que siguió la autoridad para definir qué tipos de desarrollo se querían tener, cuáles iban a ser las reglas y pasar por un proceso de revisión de todas las cosas acentuó esta sensación de incertidumbre (...) Qué generó esto, pues una caída cuantiosa para el sector de la construcción de la Ciudad de México”, precisó David Hoffs, director corporativo de Estrategia de Quiero Casa.

En ese sentido, señaló que otro factor por el que se vio paralizado el sector de la construcción fue que los inversionistas estuvieron al pendiente de las reglas de operación y de la situación económica, aunado a que la población se sintió insegura, ya que se tuvo temor de perder las fuentes de trabajo. 

“Con respecto al año pasado, siempre con los cambios cíclicos de autoridad, sexenio con sexenio se dan caídas en sectores como el de la construcción, originado principalmente por una sensación de incertidumbre que tanto inversionistas como clientes pueden sentir (...) Por ejemplo, un cliente tiene incertidumbre en si va a conservar su empleo, mientras que el inversionista puede retrasar su decisión hasta que no queden claras las reglas de operación”, dijo David Hoffs en el Foro "Sector de la Construcción a favor de la Movilidad Sustentable en la Ciudad de México".

Sin embargo, el director corporativo refirió que para este año se ve mejor un escenario para el sector, debido a que la autoridad local está mandando mensajes de mayor estabilidad y la población está comenzando a consumir, a adquirir viviendas.

“Para este año, nuestras lecturas son más positivas, hemos pasado con un nivel de ventas mayor que en enero del año pasado (...) Tenemos una percepción de que la autoridad tiene un genuino interés en reactivar al sector, los inversionistas empiezan a regresar”, subrayó.

Acelerar permisos

A pesar de que en esta administración se presentó el proyecto de Ventanilla Única, que promete acelerar el proceso de permisos para construcción,  David Hoffs dijo que se necesita mejorar la obtención de estos trámites, ya que estos todavía pueden llegar a tardar en emitirse.

Refirió que si se desea que se comience a generar viviendas accesibles y que reconfigure la conectividad de la urbe -que estén cerca del transporte público, que las casas cuenten con menos cajones de estacionamiento, y se contemplen a las bicicletas y patines eléctricos- se deben otorgar incentivos fiscales así como reconocer las acciones que la Iniciativa Privada ha efectuado en el pasado.

Mateo Turanzas, director de marketing de Quiero Casa dijo que esta  empresa ha reducido hasta 8% el número de cajones de estacionamientos en proyectos de viviendas cuyo valor asciende al millón y medio de pesos.

“La vivienda bien ubicada ayuda a reducir hasta 20% los gastos de una familia, una persona que no vive en un lugar bien ubicado puede gastar hasta 13,000 pesos anuales en transporte, nosotros nos hemos estado preocupando por mejorar los esquemas, se necesita trabajar en conjunto con la autoridad”, dijo.

kg