Luego de la renuncia de Germán Martínez como director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la primera que ocurre durante los primeros cinco meses de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador designó a Zoé Robledo —actual subsecretario de Gobernación— como nuevo director del instituto.

López Obrador reiteró que respeta, aunque no comparte, los argumentos de renuncia de Germán Martínez, e indicó que su gabinete está compuesto por “mujeres y hombres que son gigantas y gigantes”.

El jefe del Ejecutivo federal dijo que no se asusta de que ocurra una renuncia con argumentos de errores en la operación de su gobierno, como el hecho de que se esté privilegiando los recortes presupuestales por encima de las necesidades de las personas, como expuso Germán Martínez.

“¡Qué nos vamos a asustar! ¿Por qué nos va a dar temor el que haya una renuncia? ¡Nada! Ya está el sustituto”, expresó López Obrador, al anunciar a Zóe Robledo como nuevo director del Instituto Mexicano del Seguro Social.

El presidente dijo tener conocimiento de que en las últimas 24 horas se difundieron diversos nombres para ocupar el cargo de director del IMSS, entre ellos, Juan Ramón de la Fuente, Asa Cristina Laurell, Hugo López Guerrero y Fernando Mayans.

“Va a ser Zoé, que le tengo toda la confianza, tiene experiencia, es un profesional, politólogo, fue diputado federal, senador, es subsecretario de Gobernación, es un hombre progresista, honesto. De modo que ya está atendido este asunto”, indicó.

En Palacio Nacional, López Obrador admitió que sí hay quejas por el servicio en el IMSS, sin embargo, consideró que esto se debe a las condiciones que le fue entregado el gobierno. El mandatario aseveró que, pese a esas condiciones, su gobierno sacará adelante al IMSS, al ISSSTE, e incluso creará el Instituto del Bienestar para la Salud, que va a atender a la población que no es derechohabiente.

Afirmó que el retraso en la compra de medicamentos por parte de su gobierno no se debe a falta de recursos, sino al combate a la corrupción. Dejó entrever que las protestas por falta de medicamentos, específicamente contra el VIH-Sida, pudieron estar organizadas por las propias farmacéuticas a las que se les adquirían los productos.

El primer mandatario expresó estar convencido de que el sistema de salud en el IMSS e ISSSTE mejorará, aunque en este momento, admitió, existe “falta de instalaciones, la atención de enfermos en pasillos, porque no terminaron las obras, centros de salud, hospitales, obras que quedaron abandonadas”.

Primera reunión con la SHCP

Más tarde, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el IMSS establecieron prioridades conjuntas para mejorar la atención y prestación de servicios de seguridad social de los derechohabientes de este instituto de salud. Así lo informó la dependencia federal, al informar sobre la reunión de su titular, Carlos Urzúa, con el designado para dirigir al IMSS, Zoé Robledo, en sustitución de Germán Martínez, quien en la víspera renunció al cargo, argumentando una supuesta injerencia de la SHCP “que pone en riesgo la prestación de servicios médicos”.

En un comunicado, señaló que, durante la reunión, celebrada esta noche en Palacio Nacional por instrucción presidencial, se establecieron las prioridades conjuntas del IMSS y la Secretaría de Hacienda.

Ello, “con el objetivo de establecer mecanismos de colaboración que permitan lograr una mejora en la atención de los derechohabientes, así como en la prestación de los servicios de seguridad social de las y los trabajadores, afiliados al instituto”. (Con información de Notimex)

Robledo, en círculo cercano de AMLO

Zoé Alejandro Robledo Aburto es un político chiapaneco de 40 años, con licenciatura en Ciencia Política por el ITAM, cuya carrera política —principalmente como legislador— comenzó hace apenas nueve años. Hoy es uno de los personajes más cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con el peso de haber ganado el Premio Nacional de Periodismo en el 2008, en el 2010 Robledo fue fichado por el PRD, que lo postuló —y ganó— como diputado en el Congreso de Chiapas, por el Distrito XVII de Motozintla, municipio del cual también fue presidente del 2011 a 2012.

Impulsado por el propio AMLO, en el 2012 ganó una Senaduría de la República por Chiapas, y seis años después —ya con Morena— obtuvo una diputación federal por el mismo estado. Al ganar López Obrador la Presidencia de la República el año pasado, Zoé Robledo fue uno de los políticos que más presencia tuvo dentro del equipo de transición. Le fue encomendada la subsecretaría de Gobierno en la Segob, y siempre se le observó como el relevo natural en caso de que su titular, Olga Sánchez Cordero, renunciara.

En estos nueve años, la experiencia de Robledo Aburto se enfoca en el ámbito legislativo, lo que lo pondrá a prueba en la nueva encomienda que le dio el presidente AMLO al frente del IMSS.