ZTE Corp firmó un principio de acuerdo que levantaría la prohibición del Departamento de Comercio de Estados Unidos para que compre a proveedores estadounidenses, lo que permitiría que el fabricante chino de equipos de telecomunicaciones vuelva a entrar en el negocio, según fuentes cercanas al asunto.

ZTE cesó sus operaciones principales y ha estado en dificultades desde que se le impuso esa prohibición por siete años en abril por incumplir un acuerdo de 2017 y vender ilegalmente bienes a Irán y a Corea del Norte.

El portavoz del Departamento de Comercio James Rockas dijo el martes que "ambas partes no han firmado un acuerdo definitivo". ZTE no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

El acuerdo preliminar incluye una multa de 1,000 millones de dólares contra ZTE más 400 millones de dólares para un fideicomiso en caso de futuras infracciones, dijeron las fuentes. Los términos estaban en línea con informes de Reuters del viernes sobre las demandas de Estados Unidos.

Durante el fin de semana, ZTE firmó el principio de acuerdo elaborado por Estados Unidos, pero un trato modificado aún no ha sido rubricado, dijeron las fuentes.

Las empresas estadounidenses proporcionan entre el 25 al 30% de los componentes de los equipos de ZTE, que incluye teléfonos inteligentes e infraestructura para redes de telecomunicaciones.

abr