Nuestras ventas siguen siendo 99% en las tiendas y 1% digital, seguiremos compitiendo contra Soriana y Chedraui, pero también, cada vez más contra Amazon y Mercado Libre. Ésta es una de las razones de nuestra transformación, pero no la única: hemos detectado enormes oportunidades y haremos todo lo necesario para aprovecharlas, explica Guilherme Loureiro, CEO de Walmart de México.

La transformación del mayor comercio de México tiene como eje el uso intensivo de los datos que proporcionan las visitas de 5.5 millones de clientes diarios a 2,400 tiendas más la información que surge de la interacción con los proveedores. Big data, minería de datos. “Así trabajan los gigantes tecnológicos, Google, Amazon, Apple... nosotros tenemos que vernos, también, como una fábrica digital. Teníamos mucha información, pero no la utilizábamos por completo, entre otras cosas porque las áreas no hablaban entre sí. E-commerce con las tiendas, por ejemplo”, explica Loureiro en una reunión de la plana mayor de Walmart con media docena de columnistas de negocios.

La infraestructura física es una ventaja que Walmart quiere aprovechar frente a sus competidores. “Nadie tiene 2,400 tiendas. Eso nos permite estar a 10 minutos de 85% de la población en todas las poblaciones donde tenemos presencia. Las tiendas pueden ser el punto en el que alguien recoja un pedido hecho por Internet; el lugar desde el que entregamos a la gente que vive cerca... o seguir siendo el lugar donde la gente seguirá yendo una vez por semana a hacer sus compras”, explica el directivo, “hace unos años, algunos pensaban que las tiendas físicas iban a desaparecer, eso no pasó. Nosotros redujimos ligeramente el número de tiendas que abrimos cada año, pero cada tienda nueva es más eficiente, vende más. Hay más información e investigación detrás de cada decisión de apertura”. En el futuro cercano, seguramente las tiendas tendrán más espacio para almacén y logística, complementa la explicación Ignacio Caride, director de E-commerce de Walmart (Caride era antes jefe de Mercado Libre para México).

Walmart eligió tres categorías para lanzar su nueva ofensiva: artículos para bebé, salud y bienestar, y panadería. En total, éstas representan 15% de las ventas y tienen un potencial de crecimiento y transformación muy interesante. Cada una implica un acercamiento diferente. El que compra pañales para bebé, quiere que se le haga fácil la adquisición de mercancía relacionada: comida y ropa para bebés. “El objetivo es que su experiencia le permita usar mejor su tiempo, sin perder el ADN de Walmart, que tiene que ver con calidad a los mejores precios”. En panadería, Walmart tendrá más producto y abrirá la puerta a alianzas, “nosotros tratábamos de hacer todo el esfuerzo. Ahora queremos explorar las alianzas con empresas que saben hacer muy bien las cosas. En panadería, venderemos pan listo para consumir, pero también congelado”.

En los próximos meses, se agregarán más categorías. “Habrá mucho análisis, pero también estamos dispuestos a cometer un error y rectificar”, dice Loureiro, “no nos fue bien con las farmacias fuera de las tiendas y las cerramos. Afuera se hizo mucho ruido pero eran sólo 11 unidades. Aprendimos mucho, ahora seguimos con la venta de medicinas en las tiendas y tenemos 300 con consultorio médico, que son las que más venden”.

Las alianzas van y vienen en la conversación con Loureiro y el equipo directivo de Walmart. En el radar, están las relacionadas con el otorgamiento de créditos “no volveremos a abrir un banco, pero queremos ofrecer crédito. Esto nos permitirá ofrecer más opciones a nuestros clientes y vender más”. El CEO se extiende en el tema para explicar cómo el crédito es clave en un cambio de estrategia. En las tiendas que atienden a población de menor poder adquisitivo, por mucho tiempo se les ofrecía la entrega de refrigeradores en dos días, cuando lo que más deseaba la gente era crédito en buenas condiciones, “bajar el tiempo de entrega de 10 a dos días impacta nuestros márgenes y no es tan valorado como el crédito. Es el tipo de cosas que estamos cambiando, es un nuevo enfoque, donde es clave nuestra voluntad de trabajar con aliados”, detalla.

[email protected]