Antes de julio próximo, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) presentará la versión final de la Estrategia Nacional de Producción y Consumo Sustentable , con la que pretende que la sociedad, la Iniciativa Privada (IP) y el sector público trabajen en conjunto para mitigar los efectos del cambio climático y lograr, de manera gradual, que México tenga una economía verde.

Al día de hoy se necesitan 1.5 planetas para satisfacer las necesidades de producción y consumo actual, de continuar con esta tendencia o modelo habitual de consumo, se espera que para el 2030 se necesitarán dos planetas , alertó Eduardo Garza Pasalagua, subdirector de Producción Sustentable de la Semarnat.

Reducir las emisiones de CO2 y dejar de modificar los ecosistemas no es tarea única -ni posible- de los gobiernos; tampoco pueden solos los consumidores, dijo. Las empresas deben involucrarse a la labor, pues en conjunto son las que más porcentaje de gases de efecto invernadero y residuos generan

a nivel mundial, aseguró Garza.

SIN LAS EMPRESAS, IMPOSIBLE

Dolores Barrientos, representante del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en México, coincidió en la urgencia de modificar el modelo económico actual y en el papel preponderante que juegan las empresas para que este cambio resulte exitoso.

La economía tiene un cáncer y se necesita cambiar el modelo actual. La IP debe darse cuenta de la importancia que tiene en esto, que la economía verde le da competitividad a nivel nacional e internacional , comentó.

Las ventajas que tiene para los empresarios encaminarse hacia la economía verde, de acuerdo con la representante del PNUMA en México, van desde un aumento en las ganancias por los ahorros obtenidos con productos y medidas ecoeficientes, hasta la generación de empleos que dependen de estos nuevos nichos de mercado, pasando por un crecimiento equitativo y el impulso al desarrollo humano dentro y fuera de la empresa.

CONFÍAN EN EL ESQUEMA DE LAS APPS

Aunque admiten falta de incentivos

La falta de incentivos gubernamentales obstaculiza la adopción de prácticas sustentables por parte de la Iniciativa Privada (IP), admitieron representantes del gobierno federal, al tiempo que expresaron su confianza en que la Ley de Asociaciones Público-Privadas (APPs) permitirá nuevos esquemas de participación de las empresas que impulsarán el desarrollo sostenible del país.

Ha faltado ser más agresivos con los incentivos para motivar las prácticas sustentables entre los empresarios, sí sería deseable que hubiera más estímulos , reconoció Hugo Alejandro Garduño, asesor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Eduardo Garza, subdirector de Producción de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, consideró que la IP sí tiene la voluntad de eficientar los recursos naturales, pues esto significa ahorros , y ha dado los primeros pasos en este sentido, aunque aseguró que no existe aún en el país una fuerza suficiente de productos verdes que oferten las empresas, por lo que el gobierno debe estimular el aumento de esta oferta.

Para la Estrategia Nacional de Producción y Consumo Sustentable , adelantó, se están armando instrumentos que incentivarán a la IP para adoptar tecnología amigable y transitar hacia la economía verde.

[email protected]