Ni con la austeridad ni el gasto social asistencial, el gobierno de la Cuarta Transformación no ha logrado detener la precarización del mercado laboral, y en cambio, el desempleo ha fomentado la informalidad, lamentó este jueves José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC).

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador no puede compensar la falla estructural del mercado laboral. Así que, de mantenerse esta tendencia, las condiciones de marginalidad en la ocupación y el empleo terminarán afectando al consumo privado, el crecimiento económico y a las finanzas públicas. Con ello se minará el bienestar de las familia, acotó De la Cruz.

A través de su análisis 2019: el avance de la precarización laboral heredada, organismo aglutinado en la Concamin, el especialista urgió a establecer un Acuerdo por la Preservación del Empleo. Un acuerdo entre gobierno, empresas, banca de desarrollo, academia, sindicatos y sociedad en general, debe garantizar el fortalecimiento del empleo, expresó.

Bajos salarios, poco acceso a servicios de salud y prestaciones sociales, ausencia de un contrato por escrito, y jornadas de trabajo extensas por bajos salarios son algunas de las características de la ocupación y empleo que se crean en México. Contrario a lo que ocurre en otras naciones de alto desarrollo, o emergentes exitosas, en México se crea empleo y ocupación en micronegocios informales que carecen de establecimiento, es decir, en el ambulantaje”, lamentó el director del IDIC.