Montevideo.- El secretario de la Organización Mundial de Turismo(OMT), Taleb Rifai, consideró el miércoles en Uruguay que la seguridad de los turistas debe tratarse sin distinción a la de los pobladores locales y calificó como "triste" el crimen ocurrido en México, donde seis españolas fueron violadas.

La violación colectiva que sufrieron el lunes en Acapulco seis españolas es un hecho "triste", señaló en conferencia de prensa Rifai, pero "el reto global (es que) la seguridad de cada persona, turista o no turista sea importante".

El violento hecho ocurrió en una casa de alquiler sobre la playa, que forma parte de la exclusiva zona de Punta Diamante, considerada segura para el turismo, pese a la violencia que genera el narcotráfico.

Rifai llamó a que estos hechos no "paralicen" a la población mundial para "seguir adelante" y así "poder resolver el problema" ya que "por supuesto incidentes como estos suceden en muchas partes del mundo".

El secretario se entrevistó con el presidente uruguayo, José Mujica, quien se adhirió al código ético de la OMT, como otros 45 jefes de estado.

Rifai remarcó que "Uruguay es una historia de éxitos, un ejemplo que hemos estado utilizando alrededor del mundo" ya que siendo un país pequeño logró dar prioridad en las actividades de turismo a la "sustentabilidad" y a la accesibilidad", de las mismas.

El turismo uno de los principales motores de la economía uruguaya siendo el año anterior el generador de ingresos por más de 2.000 millones de dólares gracias a un número récord de tres millones de visitantes, casi uno por habitante.

El funcionario, que visita Uruguay junto al director regional para las Américas, Carlos Vogeler, destacó que el año pasado el turismo generó 1,2 trillones de dólares, llevando al sector al tercer lugar en la economía mundial.

El año pasado la tasa de crecimiento de turismo a nivel mundial fue de 4%, con la circulación de más de mil millones de turistas.

Mientras que la OMT estima que en la próxima década el turismo crezca un 3.8% como promedio alrededor del mundo. En detalle, se estima que los países en desarrollo van a tener una tasa de crecimiento superior a los países desarrollados.

A su vez, Vogeler señaló que los cuatros ejes de trabajo de la OMT son facilitar los viajes, fomentar la interconectividad aérea, la protección al consumidor y estar atentos "a las tasas que están relacionadas con el turismo, estamos observando que algunos países están aplicando tasa excesivas para la salida de ciudadanos, concretamente en Reino Unido".

Todos los desafíos están debajo "de un paraguas generalizado de sustentabilidad", sin embargo el reto a futuro es "poder hablar unicamente del desarrollo del turismo asumiendo que ese siempre será desarrollo sostenible", acotó Vogeler.

apr