Transportistas inconformes bloqueaban el acceso a la mina Peñasquito, operada por la canadiense Goldcorp, lo que amenaza con mermar la producción del principal yacimiento de oro del país, dijo el lunes un portavoz de la empresa.

El grupo de manifestantes ocupa las entradas al complejo minero desde el 1 de junio en demanda de empleo a la compañía, que el año pasado produjo 476,000 onzas de oro, un 18% de la producción total de Goldcorp.

"Están impidiendo la entrada de cualquier insumo y de los trabajadores de la mina", comentó el director de asuntos corporativos de la minera, Michael Harvey, quien aseguró que el bloqueo era ilegal.

"Nosotros seguimos trabajando, pero si no podemos hacer entrar los insumos, en algún momento dejaremos de producir y tendremos que parar", agregó el ejecutivo, durante una entrevista telefónica.

Los transportistas acusan a la empresa de haber incumplido un compromiso de dotar de empleo a las comunidades aledañas a la instalación, ubicada en el estado Zacatecas, en la región centro-norte del país.

"Lo único que queremos es el trabajo que se nos prometió. Ellos se han encargado de hacer creer que estamos aquí ilegalmente, cuando estamos luchando por el sustento de nuestras familias", comentó Ascensión Carrillo, uno de los líderes del movimiento.

A finales del año pasado, un grupo de pobladores bloqueó durante casi una semana el acceso al complejo, demandando el suministro de agua para sus comunidades.