Mas que desplazar mano de obra estadounidense, la migración de trabajadores mexicanos a Texas ha generado empleos adicionales, concluyó una investigación realizada por The Mission Foods Texas-Mexico Center, presentadas durante su primer Simposio realizado en la Ciudad de México. 

El profesor investigador del Centro, Raymond Robertson, basándose en datos del Inegi y del Sistema Estadístico de EU, concluyó que, mientras en el periodo 1987-1994 los trabajadores mexicanos y estadounidenses competían por los mismos empleos, a partir del TLCAN esto cambió y actualmente ambos grupos se complementan y actúan como una unidad conjunta de producción. 

“Sabemos que Texas es líder en fortalecer la cooperación entre vecinos. Y con éste centro se reafirma nuestra convicción de que trabajando unidos seguiremos elevando y mejorando la relación México-Texas-Estados Unidos”, destacó Juan González Moreno, Presidente y Director General de Gruma, durante el Simposio anual de The Mission Foods Texas-Mexico Center.

Fue en el 2016 cuando González Moreno y el Presidente de la Universidad Metodista del Sur de Texas con sede en Dallas (SMU por sus siglas en inglés), Gerald Turner, firmaron el acuerdo para la creación del The Mission Foods Texas-Mexico Center, el primer centro de investigación y política pública con sede en Estados Unidos dedicado a estudiar la relación bilateral de México con un estado de la Unión Americana.

Gruma-Mission Foods aportó 4 millones de dólares, con la visión de fortalecer la sólida relación México-Texas pues en la larga historia de las relaciones económicas, sociales, políticas y familiares entre ambas regiones, no había antecedente académico dedicado al análisis específico de esta relación.

Otras de las conclusiones es que el comercio con México no impide el comercio intra-estatal en Estados Unidos pues es más factible que los estados comercien entre sí que con los estados mexicanos de la frontera, lo cual muestra que la relación económica  de la frontera apoya tanto al comercio nacional como al internacional.

También se aconseja que la política pública debería enfocarse en reducir barreras a la inmigración y en hacer la movilidad internacional más eficiente y menos costosa.  

 Mientras que la migración hacia Estados Unidos y Texas ha disminuido recientemente, Texas ha retenido migrantes y atraído más mexicanos dada la fuerte economía de Texas.

empresas@eleconomista.mx