La cadena de tiendas estadounidense Target se declaró en bancarrota en Canadá y se colocó bajo la protección de la ley de quiebras, en tanto busca salir de un mercado muy competitivo en donde tiene 133 tiendas y emplea a 17,000 personas, indicó la firma este jueves.

La empresa tomó "medidas para garantizar una salida justa y ordenada" y anunció su decisión de "dejar de operar sus tiendas en Canadá".

Para asegurar el cierre de sus tiendas el grupo separó unos 70 millones de dólares para salarios y gastos de indemnización durante unos cuatro meses, indicó la firma en un comunicado.

"Las próximas semanas serán sin duda difíciles, pero haremos todo lo que esté a nuestro alcance para poner fin a nuestras actividades de forma adecuada y ordenada", aseguró Brian Cornell, presidente de la empresa.

Según Cornell, ningún escenario realista permitía, en las condiciones actuales del mercado, llegar "al nivel de rentabilidad al menos hasta 2021".

"En el interés de nuestra empresa y de nuestros accionistas apostamos al crecimiento de nuestra empresa en Estados Unidos", concluyó.

erp