Un tanquero que transporta gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos comenzó a atracar este viernes en la terminal mexicana de Manzanillo en la costa del Pacífico, mostraron datos de Refinitiv Eikon, como parte de compras de emergencia para aliviar la escasez causada por la interrupción del suministro del hidrocarburo a través de gasoductos desde Texas.

Se espera que el buque tanque Flex Courageous, con bandera de las Islas Marshall, descargue alrededor de 162,850 metros cúbicos de gas natural licuado para ser suministrados a varias plantas termoeléctricas de México.

Un segundo cargamento de gas natural licuado estadounidense a bordo del tanquero Seri Balhaf está a la espera de descarga en la terminal mexicana de Altamira en el Golfo.

Los cargamentos llegan mientras Estados Unidos aumenta la exportación de gas a México a través de gasoductos, pese a una orden ejecutiva emitida esta semana por parte del gobernador de Texas, Greg Abbott, que prohibió el suministro de gas fuera del estado hasta el domingo.

No está claro qué efecto ha tenido la orden de Abbott sobre el suministro de gas. Al menos un proveedor a México dijo que acataría todas las órdenes estatales relacionadas con la crisis, pero otros parecen haber reanudado exportaciones cuando ha sido posible para cumplir con los contratos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, estimó el viernes que "pronto" se regularizará el suministro de gas y el sector industrial podrá reanudar operaciones normales, poniendo fin a paros que muchas empresas se han visto forzadas a realizar ante la falta del combustible.

México tiene poca capacidad para almacenar gas natural pese a que su generación eléctrica depende mayoritariamente de ese combustible. Actualmente tiene 24 contratos activos para comprar gas natural a proveedores estadounidenses, la mayoría de ellos procedentes de Texas, según la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Las exportaciones de gas por ducto de Estados Unidos a México subieron el jueves a 4,900 millones de pies cúbicos al día (mmpcd) desde un mínimo de 13 meses de 3,800 millones de pies cúbicos el martes. Antes de la profunda helada en el sur de Estados Unidos, las exportaciones a México por ducto llegaron a 5,700 millones de pies cúbicos, según datos preliminares de Refinitiv Eikon.

Los productores de gas natural licuado en Estados Unidos, incluidos los de Texas y Luisiana, también están aumentando su recepción de gas para procesamiento, lo que podría conducir a un alza de las exportaciones.

México ha apelado al uso de gas natural licuado, carbón, combustóleo y energía nuclear para impulsar su generación de electricidad y permitir que su industria recupere operatividad. Ensambladoras de automóviles de México también necesitan que se restablezca el suministro de gas natural para reabrir varias plantas paralizadas por la escasez del hidrocarburo.