“La desconfianza en Europa hacia el gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está retrasando la ratificación del acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur”, dijo el embajador del bloque europeo en Brasilia.

Acordado a mediados del año pasado después de dos décadas de negociaciones, el proyecto de acuerdo de los bloques europeo y sudamericano crearía un enorme mercado de más de 750 millones de personas. Pero el proceso de ratificación se estancó entre los 27 miembros de la UE, principalmente por las preocupaciones sobre la falta de compromiso de Brasil con la protección de la selva amazónica.

“La desconfianza está ahí”, dijo el embajador de la UE en Brasil, el diplomático español Ignacio Ybáñez Rubio, en una entrevista con el medio brasileño Congresso em Foco. “Hemos estado expresando nuestra preocupación (sobre temas ambientales) al gobierno brasileño desde hace algún tiempo”, dijo.

El funcionario subrayó que el vicepresidente ejecutivo de la UE, Valdis Dombrovskis, “ya dijo que a menos que se restablezca la confianza en el gobierno brasileño en ese punto, va a ser muy difícil avanzar”. Bolsonaro, un escéptico del cambio climático de extrema derecha, se enfrentó a críticas internacionales por el aumento de la deforestación de la Amazonía durante su mandato.

La deforestación en la Amazonía brasileña aumentó desde enero hasta agosto un 9.5%, alcanzando el récord de los últimos 12 años. En ese periodo se perdió una superficie mayor que la de Jamaica, según cifras del gobierno brasileño.

Varios miembros de la UE, incluidos Francia y Alemania, han expresado reservas sobre la finalización del acuerdo con el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), básicamente por temas ambientales.