La empresa mexicana Suncore Solar Energy, que en menos de cinco años ha logrado la instalación de poco más de 25 megawatts fotovoltaicos en el país, que es casi 10% de la capacidad instalada mediante esta tecnología, invertirá 10 millones de dólares en el 2019 para incursionar en la venta directa de energía al mercado eléctrico mayorista, con el objetivo de incrementar la participación de la industria nacional en este negocio que, desde su punto de vista, tiene enormes perspectivas a futuro y por tanto no debe quedar exclusivamente en manos de extranjeros.

Daniel Robles, CEO de Suncore Solar Energy, explicó a El Economista que desde el arranque de operaciones de la empresa en el 2014 a la fecha ha instalado más de 14,000 páneles, principalmente en inmuebles para gobiernos de distintos niveles, además de usuarios industriales y domésticos de alto consumo, mediante el esquema de net metering con la Comisión Federal de Electricidad. La empresa otorga, entonces, un servicio integral: desde la valoración del consumo, los inmuebles y la potencial radiación, las necesidades de los usuarios, la adquisición de equipos de todos los proveedores del mercado a precios y calidades que decidan los clientes, la instalación de los páneles y su mantenimiento y las gestiones para la interconexión con la red nacional, que se realiza con medidores bidireccionales que al término de cada periodo determinan cuánta energía se inyectó a la red y cuánta se utilizó durante las noches, para hacer un balance y el pago de los remanentes en las tarifas indicadas según el nodo donde se realiza la actividad.

“Tenemos ejemplos de recibos que antes de colocar páneles solares llegaban de 5,000 pesos en los que los usuarios ahora pagan 46 pesos por bimestre”, explicó. Para un consumo de 240 kilowatts hora por bimestre (una familia de cuatro personas, aproximadamente), se requieren alrededor de seis páneles, cuyo costo inicial total es de alrededor de 3,000 dólares, y con ello los usuarios prácticamente dejan de pagar la luz”, detalló.

Así, la empresa mexicana ha logrado la instalación de equipos para cerca de 7,000 contratos interconectados a la red, en estados como Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Guerrero, Chihuahua.

Venta directa al mercado

Tras esta curva de aprendizaje, detalló Daniel Robles, “llegamos al punto en que queremos dejar de ser especialistas (dedicados al negocio de ingeniería, procura y construcción o EPC, por su sigla en inglés), y comenzar nuestros propios desarrollos, el mercado mexicano da para eso y más”, indicó.

Por lo tanto, el próximo año, pretenden instalar un parque de alrededor de 300 megawatts en un esquema distinto al net metering, ya que no consumirán energía para usos propios sino que venderán todo lo que se genere en los precios que se determinen diariamente en el mercado eléctrico mayorista, lo cual resulta altamente redituable dados los incrementos constantes de la demanda en el país.

El CEO de Suncore explicó que de cualquier forma continuarán con el negocio de instalación de páneles. “No podemos darnos el lujo de que el negocio del futuro quede en manos de extranjeros. Los mexicanos vamos a competir y lo vamos a hacer muy seriamente ”.

[email protected]