El líder sindical Napoleón Gómez Urrutia deberá cumplir con el pago de 55 millones de dólares que, según con autoridades laborales, desvió del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), hace 15 años y cuyo laudo emitido por la Junta Especial Número Diez de la Federal de Conciliación y Arbitraje, ya no puede ser impugnado una vez más como ocurrió desde 2018.

En el documento que consta de 250 páginas resuelve dentro del expediente 498/2007 “se condena al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana y Licenciado Napoleón Gómez Urrutia, ambos como responsables solidarios, para hacer efectivo a favor de cada uno de los actores el derecho de beneficiarse de la distribución proporcional de la cantidad de 54 millones 84,470.90 dólares, del extinto fideicomiso número 10964526 entregados antes al Sindicato Minero el 3 de marzo de 2005”.

Por lo que, ordena la apertura de “incidente liquidación” para determinar el total de la base de trabajadores que resulten beneficiarios, para establecer el monto proporcional que corresponde a los demandantes.

Javier Villarreal, miembro de la Unión Nacional de Sindicatos Minero-Metalúrgicos de México (UNASIM), comentó que “este es el último tramo de un proceso que ha sido muy largo, y en donde, incluso, compañeros con derecho a ese dinero ya han fallecido. Esperamos que ahora sí se dé cumplimiento de manera inmediata a este laudo”, comentó en entrevista.

Cabe recordar que el fideicomiso se formó en 2005, por la venta de Mexicana de Cananea, pero se desintegró, según consta en el expediente, por Napoleón Gómez Urrutia, quien después de 15 años, y de haber realizado dos huelgas en contra de Grupo México, recibió 55 millones de dólares, a través del fideicomiso F/9645-2 de Scotiabank Inverlat. Por esta razón, así como por la explosión en la Mina Pasta de Conchos, Gómez Urrutia se autoexilió en Vancouver, Canadá, y regresó a México para ocupar una curul como senador de la República en la bancada de Morena.

La historia de este litigio tiene lugar desde el 2006, cuando se presentó la primera denuncia sobre el manejo irregular del dinero que obtuvo el sindicato en el 2004, como parte de un acuerdo con la empresa minera Mexicana de Cananea perteneciente a Grupo México, pero que nunca se distribuyó entre los trabajadores.

Aun cuando el Sindicato Minero realizó múltiples explicaciones sobre la utilización de los recursos, también es cierto que en la PGR, en el 2010 realizaba una investigación sobre la ruta de escape de una parte de los 55 millones de dólares del sindicato.

A partir de entonces se conformaron varios grupos, entre ellos, Cooperativa Veta de Planta que agrupa a casi 10,000 trabajadores afectados por la malversación del millonario fondo minero, quienes han reclamado la devolución del Fideicomiso.

Este nuevo laudo, en la cláusula séptima de la resolución establece que el Sindicato Minero que encabeza el también senador Napoleón Gómez Urritia, debe exhibir la lista de los trabajadores que en su momento sí recibieron parte del fideicomiso, y a partir de ello, determinar el número total de trabajadores que aún tiene derecho a recibir los recursos.

Carlos Pavón Campos, líder del Sindicato Minero “Frente”, expuso que “esperamos que este laudo sí sea el definitivo, por justicia a los trabajadores”.

pilar.martinez@eleconomista.mx