Con el presidente Andrés Manuel López Obrador “encontramos la puerta cerrada” a nuestras propuestas para proteger el empleo y reactivar la economía ante la pandemia del Covid-19, así que no será culpa del sector empresarial el impacto de pérdida de empleo estimado entre 1 y 1.2 millones de trabajos y la caída de la actividad económica de entre 7 y 10% durante este año, pues las soluciones no fueron aceptadas, advirtió Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Nosotros hemos buscado siempre propuestas para que podamos como mexicanos salir de cualquier crisis que se les presente y también proponiendo fórmulas para desarrollar el potencial de nuestro país. No es nuestra culpa que nuestras ideas no hayan sido aceptadas (por el jefe del Ejecutivo)”, afirmó el dirigente empresarial, quien anunció que este martes sostendrá una reunión con alrededor de 1,000 organismos de la Iniciativa Privada para buscar soluciones a proteger el empleo, sobre todo de los pequeños negocios.

En videoconferencia, el presidente del CCE cuestionó la apuesta del mandatario AMLO para crear 2 millones de empleos, pues dijo que con los programas sociales no es como se genera economía, por lo que si después de la crisis sanitaria el empleo no se salva, el gobierno será el responsable.

Si encontramos una puerta cerrada la seguiremos tocando y seguiremos siendo firmes y claros en decir que no estamos de acuerdo con las soluciones que se están implementando”, por lo que descartó que con las condiciones que persisten, las inversiones se vayan a dar este semestre.

El sector empresarial tendrá una reunión el próximo 15 de abril con el jefe del Ejecutivo, por lo que seguirá insistiendo en que sin apoyos gubernamentales, difícilmente se reactivarán las empresas.

Informó también que “si el gobierno federal abandona a ese gran universo de mexicanos (que no viven de los programas sociales y en cambio cooperan con impuestos), nuestra obligación es buscar hasta donde sea posible una solución al tipo de problemática económica”, por ello también se tendrá una videosesión con el sector obrero entre hoy y el miércoles para definir acciones que enfrenten la problemática de defender los empleos con los diferentes sindicatos.

En tanto, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López, afirmó que los afiliados no podrán sostenerse sin ingresos por más de 30 días, “si no hay respaldo para liquidez (soportado por el gobierno federal) y el próximo mes habrá muchas empresas que no estarán en capacidad de abrir cuando termine la contingencia”.

“En el sector empresarial no pedimos reducción de impuestos, ni privilegios, ni concesiones. Siempre hemos puesto a los trabajadores, sus familias y al país como nuestra prioridad. Le pedimos al presidente López Obrador seguir el ejemplo de médicos y enfermeras, que velan por los intereses de todos”, pugnó por su parte Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

El dirigente empresarial dijo que el gobierno morenista puede y debe hacer mucho para cuidar a las empresas del país, acelerar la devolución del IVA, realizándola en no más de 20 días; otorgar plazo ampliado para que se realicen las decisiones anuales y los llamados “pagos provisionales” del ISR.

El presidente del CCE comentó que este martes están convocados empresarios de todas las organizaciones empresariales de todo el país, desde Tijuana hasta Chetumal, para presentar las opciones en la mano, que es la solidaridad de las cadenas productivas como el exportador industrial, primario, banqueros, otros para tratar de proteger hasta donde se puedan los esfuerzos y también a convocar a los trabajadores y tener alternativas para evitar despidos.

Por otro lado, el presidente López Obrador sostuvo una reunión con los empresarios Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN); Emilio Azcárraga, Valentín Diez Morodo y Alejandro Baillères ; sin embargo, no se especificaron los motivos del encuentro y del mismo, el presidente del CMN sólo afirmó que se trató de “una buena reunión”.

[email protected]