El directorio de la japonesa Sharp aceptó la oferta última de adquisición de 6,240 millones de dólares por parte de la ensambladora taiwanesa Foxconn, informó el portal The Wall Street Journal.

Foxconn es conocida por ser la ensambladora de los productos de Apple, y su oferta se contraponía con una inversión del fondo estatal japonés (INCJ por sus siglas en inglés), quienes ofertaban 2,700 millones de dólares.

De este modo la taiwanesa formalmente llamada Hon Hai Precision Industry Co, allanó el camino para la mayor adquisición de una compañía extranjera en el sector de tecnología de Japón.

Sharp había anunciado anteriormente que durante el mes de febrero analizaría la propuesta de Foxconn, ante ese anuncio, Terry Gou presidente de Foxconn, viajó a Osaka para conversar con los ejecutivos de la compañía nipona, donde se anunció que ambas empresas estaban de acuerdo en la mayoría de los términos de la operación. Uno de los puntos más importantes es que Sharp no dejase de estar en manos y a cargo de japoneses.

Asimismo, los relacionados con el tema, adelantan que la adquisición de Sharp sería una estrategia de Foxconn para fortalecer sus servicios a la empresa de la manzana, para que las pantallas de la siguiente generación de iPhone compitan con los displays de Samsung.

Según información del diario estadounidense, al acuerdo todavía le falta enfrentar un escrutinio regulatorio y necesita aprobación de los accionistas. Asimismo, refieren que no se proporcionaron detalles sobre la distribución de recursos financieros de la transacción.