Bursamétrica estimó que la economía mexicana crecerá 3.9% en el segundo trimestre del año, superior a su proyección previa de 3.2% para dicho periodo, pues la industria presentó una notable mejoría durante mayo pasado.

Para todo 2011, la empresa de consultoría calculó un crecimiento alrededor de 4.7% real anual para la economía mexicana, tasa por debajo del 5.4% durante 2010, mientras que para la producción industrial nacional prevé un avance de 5.0% este año.

Al dar a conocer los resultados de su Indicador Bursamétrica Anticipado para México (IBAM), abundó que la economía mexicana, medida por el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) creció 2.4% en abril de este año.

Comentó que este dato refleja una desaceleración de la actividad económica por segundo mes consecutivo, pues el crecimiento ha sido menor al previsto; pero datos oportunos de mayor muestran una notable mejoría en la industria, aunque el comercio interno cayó.

Informó que para mayo de este año, el Indice General del IBAM creció 12.77% anual, lo que implica que la economía retomó su dinamismo respecto a abril, cuando avanzó 8.71%, y se cumplen 19 meses consecutivos de alzas desde se salió de la recesión.

Al interior del Indice General se observa un mayor dinamismo del sector industrial, que creció en 23.56% anual en mayo desde 10.32% el mes previo, pero una desaceleración de los servicios, con un avance de 2.08% desde 7.25 por ciento anual en abril.

Señaló que en mayo, la industria estadounidense continuó desacelerándose al crecer 3.45% anual desde 4.73% de abril, mientras que México tuvo un rebote de 19.39% anual en la producción automotriz y las exportaciones no petroleras re-aceleraron su dinamismo, al subir 24.28% anual desde 8.99% anual en abril.

Indicó que el precio de la mezcla mexicana de exportación de petróleo se ubica 53.84% anual por arriba del precio promedio de un año antes, y se acumula un superávit comercial de casi 3,400 millones de dólares en los primeros cinco meses del año.

En el sector servicios, Bursamétrica agregó que las ventas de la ANTAD a mismas tiendas decrecieron en 4.15% anual en términos reales respecto al aumento de 7.6% de abril, cuando se vieron favorecidas por la Semana Santa.

Estimó que las remesas crecieron 2.0% anual, nivel aún muy inferior al que tenían previo a la crisis, impactadas por la caída de la construcción de vivienda en Estados Unidos, mientras las ventas domésticas de automóviles se aceleraron a 11.36% desde 7.6% anual de abril.

Con las cifras del IBAM, la consultora estimó un incremento en el IGAE en mayo de 4.5% anual, con una confianza estadística de 98.4 por ciento. En términos mensuales, agregó, pudiera presentar un aumento de 4.5% respecto a abril.

Para la producción industrial prevé un crecimiento de 5.2% anual y un incremento del 7.6% mensual en mayor respecto abril pasado, con una confianza estadística del 96.1 por ciento.

apr