En el tercer foro estatal “Nueva Política Energética para el Bienestar de México”, rumbo al diseño del Plan Nacional de Desarrollo en materia energética, la titular de Energía, Rocío Nahle, aseguró que el uso de la técnica de fractura hidráulica, o fracking, para el desarrollo de campos de hidrocarburos no convencionales requiere de un diálogo, después del cual, si existen propuestas que no dañen al medio ambiente, podría analizarse la posibilidad de su uso en el país.

“Hoy día es muy discutible el gas shale, porque hablamos de no convencional y efectivamente Tamaulipas y Nuevo León tiene. Es un tema que hemos discutido”, dijo durante su discurso en Tampico.

Nahle explicó que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que no quiere impactos ambientales en la ejecución de esta práctica, pero está avanzando la tecnología y es cuestión que entre todos se elaboren propuestas, porque aunque lo económico no debe estar por encima del medio ambiente, es posible ser respetuosos y encontrar un equilibrio.

“Entonces es un trabajo que a la Secretaria de Energía le corresponde, y que mientras no vayamos a una técnica segura que vamos a buscar, no podamos desarrollar”, aseveró. En el tercero de estos foros regionales que se llevaron a cabo en Campeche, Tabasco y Tamaulipas, la titular de Energía detalló que se efectuaron cuatro mesas de diálogo con los temas de hidrocarburos, electricidad, renovables e innovación y tecnología.

Finalmente, estableció la posibilidad de realizar otro foro, aunque no dentro del marco del Plan Nacional de Desarrollo, en Reynosa, dado el potencial gasífero de esa región, donde se localiza la cuenca de Burgos. El presupuesto 2019 aprobado por Hacienda para Pemex contempla recursos de 7,340 millones de pesos en por lo menos dos proyectos de exploración y evaluación de recursos que requieren esta tecnología.