Aquellos alimentos y bebidas que no encuadren con ciertos criterios nutrimentales no podrán publicitarse en televisión abierta y restringida de las 14:30 a las 19:30 de lunes a viernes, horario clasificado como infantil, es la propuesta del gobierno de Enrique Peña Nieto, como parte de la campaña que ha lanzado contra la obesidad.

La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) ya analiza el proyecto de lineamientos por los que se dan a conocer los criterios nutrimentales y de publicidad que deberán observar los anunciantes de alimentos y bebidas no alcohólicas para publicitar sus productos en televisión abierta y restringida, así como en salas de exhibición cinematográfica.

En noviembre, Mikel Arriola, titular de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ya había advertido que se estaba trabajando en un decreto para que los refrescos, botanas y confitería estuvieran restringidos en horario infantil, en un proyecto que analistas adelantaron afectará a las empresas del sector así como a las principales cadenas televisivas del país.

El proyecto, entregado a mediados de febrero por la Secretaría de Salud a través de la Cofepris, incluye una tabla con las medidas de energía, sodio, grasas saturadas y azúcares totales que deberán contener como máximo alimentos y bebidas. Los que cumplan con estos criterios nutrimentales transmitirán su publicidad en cualquier horario. Los que no, sólo en los horarios establecidos.

ARGUMENTACIÓN

El gobierno federal, a través de sus dependencias, argumenta que estos lineamientos tienen por objeto establecer medidas que eviten que la población infantil esté expuesta a la difusión de publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas en televisión abierta, televisión restringida y salas de exhibición cinematográfica, que en razón de su contenido calórico favorezcan la presencia del sobrepeso y la obesidad .

La tabla de categorías que mediría los productos incluye, por ejemplo, jugos, néctares, bebidas con bajo contenido energético, productos lácteos, pan de dulce, galletas, barras de cereal, tortillas, sopas, helados, gelatinas, bebidas saborizadas, botanas, productos de confitería, chocolates, entre otros más.

Así, el proyecto gubernamental de lineamientos plantea que los alimentos y bebidas no alcohólicas que no se ajusten a los criterios nutrimentales establecidos en la tabla podrán publicitarse en televisión de lunes a viernes de las 00:00 a las 14:30 horas y de las 19:30 a las 23:59 horas. Mientras que sábados y domingos lo podrían hacer de las 00:00 a las 7:00 horas y de las 19:30 a las 23:59 horas.

José María Flores Barrera, analista bursátil de Ve por Más, expresó que para firmas como Bimbo y las refresqueras, la medida acortaría 50 horas semanales para publicitar sus productos y éstos ya no se dirigirían a su mercado objetivo, los niños.

Andrés Audiffred Alvarado, analista de Ve por Más también adelantó que pese a que no hay un desglose de ingresos por publicidad según horarios, la principal fuente de ingresos de ambas compañías corresponde a este rubro. Para Televisa representó 33.6% de sus ventas totales en el tercer trimestre del año, mientras que para Azteca fue 86% en el mismo periodo, por lo cual advirtió que ésta sería la más expuesta.

También podría emitirse publicidad de tales productos en la transmisión de telenovelas, deportes, noticieros y series cuya clasificación oficial o de origen no se considere apta para menores de edad y películas a partir de la clasificación B, para adolescentes de 12 años en adelante.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas que no se ajustaran a los criterios nutrimentales y que pretendieran difundir en horarios y categorías de programación distintos a los anteriores mencionados, podrían solicitar un permiso y acreditar mediante estudios de audiencia que la misma no está compuesta por más de 35% de personas de entre 4 y 12 años de edad, según la propuesta del gobierno federal.

[email protected]