En los primeros días de mayo se tiene previsto que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) lance la licitación de medicamentos para abastecer al servicio público de salud la segunda mitad del año.

Así lo reveló la comisionada de Protección Social en Salud (Seguro Popular), Angélica Ivonne Cisneros Luján, quien explicó que con ello se inaugura un nuevo proceso en la compra de medicamentos, y queda atrás la compra consolidada que realizaba el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que tenía muchas fallas.

“Es la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda la que a partir de esta administración adquirirá todos los bienes que requiere el gobierno, incluidos los medicamentos y los insumos médicos. Esto ya es parte de una reforma que se hizo en noviembre, en donde se le dan las facultades a Hacienda a través de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal. Entonces ya todo lo que serán los medicamentos se estarán comprando a partir de este año, para abastecer el segundo semestre del 2019, a través de la Oficialía Mayor de Hacienda”, dijo en entrevista.

Lo que corresponde al Seguro Popular en este caso no es la compra de medicamentos, sino promover las políticas de abasto y conocer las necesidades que se tienen en cada entidad federativa.

“La comisión sí tiene una facultad por reglamento, y es procurar y promover políticas de abasto de medicamentos que garanticen oportunidad, precio y seguridad. En ese sentido, se va a colaborar integrando las necesidades nacionales para el segundo semestre del año”, detalló.

Entonces, la SHCP realizará la compra de medicamentos, “con la experiencia que tiene seguramente se tomarán mejores decisiones y se podrá cumplir efectivamente con los grandes propósitos de ahorro y de transparencia y honestidad”, sostuvo.

Destacó que la compra consolidada que realizaba el IMSS tenía tres grandes fallas: la primera que no era obligatoria, y sólo podían adherirse las instituciones y gobiernos de manera voluntaria.

La segunda está relacionada con la firma de los contratos que realizaban, no a través del IMSS, sino de manera individual, dejando de pagar a tiempo, lo que provocaba que se incrementara el costo final del medicamento, además de que sólo adquirían una mínima parte de medicamentos para toda la entidad. “Las compras consolidadas se unían voluntariamente. En el último proceso que se hizo en el 2018 se sumaron 15 estados solamente con un poquito de su demanda, quienes después hacían sus propios contratos”, comentó.

A partir de mayo se centralizarán las compras. “Estamos hablando de contratos únicos por proveedor, controlados por la Secretaría de Hacienda, y se respetará el pronto pago. Eso es algo sumamente importante para que se respeten los buenos precios”.

[email protected]