En medio de la crisis laboral desatada por el Covid-19, en septiembre continuó la reactivación del empleo formal, al registrarse 113,850 altas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó este lunes el organismo.

Al sumar este número a las 92,390 altas registradas durante agosto, se obtiene que la recuperación de plazas de trabajo en los últimos dos meses es de 206,240, luego de que de marzo a julio pasado se contabilizaron un millón 117,584 despidos, lo que significa que se ha repuesto menos de una quinta parte de los empleos perdidos.

Desde otra perspectiva, durante los primeros nueve meses del año el número de bajas laborales asciende a 719,250, reflejo de la fuerte pérdida de empleos observada en el período señalado.

De las 113,850 contrataciones realizadas en septiembre, 63,793 fueron de carácter permanente (equivalente a 56%) y 50,057 de tipo eventual (44 por ciento).

A decir de Marcos Arias, analista de Grupo Financiero Monex, a diferencia de otros indicadores, el empleo formal no parece haber transitado por una fase de “rebote”, pues los crecimientos que se han registrado en los últimos dos meses son similares al promedio comparable entre 2015 y 2019, por lo que la pandemia de Covid-19 podría tener implicaciones permanentes para el mercado laboral.

Los sectores con crecimiento anual en puestos de trabajo son electricidad, con un avance de 1.2%, servicios sociales y comunales (+0.5%), y agropecuario (+0.4 por ciento). Por entidad federativa, Tabasco, Baja California y Michoacán presentaron variaciones anuales positivas.

En tanto, los sectores que se mantienen con las mayores caídas anuales son los de servicios para empresas, con una contracción de 9.5%, seguido de la construcción (-8.4%), industria extractiva (-6.9%), transformación (-2.7%), comercio (-2.6%) y transportes y comunicaciones (-0.9 por ciento).

En tanto, las entidades federativas con las caídas más pronunciadas son Quintana Roo (-23.7%), Baja California Sur (-9.3%), Puebla (-7.7%), Campeche (-7.6%) y CDMX (-7.1%), además de que otras 23 entidades se mantienen con variaciones negativas.

“La creación de empleos registrada para este mes es la menor de los últimos siete años y dado que septiembre tiende a ser un mes fuerte para la producción, el dato publicado hoy (ayer) refleja cierta desaceleración en el ritmo de mejora y el panorama para el empleo aún luce complicado”, dijo Marcos Arias.

En términos de niveles, al 30 de septiembre pasado, estaban registrados en el IMSS 19 millones 702,192 trabajadores, cifra que es 4.2% inferior a la observada en septiembre del 2019 y que también es la más baja desde febrero del 2018, cuando había registrados 19 millones 696,488 trabajadores.

A pesar de que, en términos absolutos la generación de empleo del mes de septiembre fue superior a la del mes de agosto, esta caída anual de 4.2% en el empleo total de septiembre, es superior al descenso de 4.1% que se observó en agosto.

En ambos casos se trata, sin embargo, de deslices inferiores al de 4.4% registrado en julio cuando tocó fondo la destrucción de empleo por las medidas de confinamiento social para contener la propagación del Covid-19.

En comparaciones anuales, el indicador acumuló seis meses marcando contracciones, racha que se da luego de un largo ciclo de 123 meses de expansiones ininterrumpidas (de enero del 2010 a febrero del 2020).

De acuerdo con el IMSS, tras tocar fondo, el empleo formal del país vive un proceso de reactivación en velocidades, al menos, pues la recuperación de puestos de trabajo se ha venido desacelerando en los llamados sectores esenciales de la economía –aquéllos que nunca detuvieron sus actividades en medio de la pandemia de Covid-19– y ha sido más rápido en los neo esenciales –los que fueron declarados esenciales al concluir el período de cuarentena.

“Lo que vemos en últimas fechas es que los (sectores) esenciales y no esenciales están creciendo a un ritmo más lento. El gran reto en estos meses de cierre es ver cómo se reactivan esos dos sectores. El no esencial va a estar asociado a que no haya un rebrote a que no haya una afectación de otro tipo de fenómenos (como huracanes). Y sí vemos un crecimiento importante en los neo esenciales, que abarcan cerca de cinco millones de trabajadores” dijo Norma Gabriela López Castañeda, Directora de Incorporación y Recaudación del IMSS.

El pasado 01 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que, con los datos de septiembre, se había alcanzado una recuperación de casi 210,000 empleos en agosto y septiembre, con lo que estimó que en un plazo de seis meses se podría volver a los 20.5 millones de empleos que había antes de la pandemia.

Salario, en recuperación

En otra arista, el salario base de cotización promedio se expandió 7.6% nominal a 402.8 pesos durante septiembre que, afirmó el IMSS, “es el más alto registrado para un mes de septiembre de los últimos 10 años y, desde enero del 2019, el salario base de cotización registra crecimientos anuales nominales superiores a 6 por ciento”.

La semana pasada, el IMSS explicó que esto se explica por el alza en el salario mínimo del 2020 (de 20% a 123.22 pesos diarios), pero también por el efecto de un mayor número de cotizantes con salarios relativamente más altos, ya que la mayoría de los empleos destruidos a julio era de bajos salarios.

“La realidad de las cosas es que la mayoría de los empleos que se perdieron durante esta pandemia eran los empleos ‘más económicos’. Habitualmente las empresas tratan de mantener tratan de mantener su plantilla laboral y por eso veíamos un incremento en el salario promedio de cotización, porque los (empleos) que más se habían dejado de contratar o en este caso perdido eran los de menor importe económico”, dijo Norma Gabriela López Castañeda.

Patrones y otros afiliados

Por otro lado, el IMSS informó que al 30 de septiembre del 2020 se tienen registrados un millón 1,692 patrones, cifra que es 0.3% superior a la contabilizada en septiembre del 2019. En tanto, se tiene a siete millones 212,614 personas afiliadas al Seguro Facultativo; mientras que 228,785 personas estaban afiliados al Seguro de Salud para la Familia, que otorga atención médica a personas que se incorporan voluntariamente al IMSS. Asimismo, un total de 199,860 personas estaban aseguradas en la modalidad de Continuación Voluntaria del Régimen Obligatorio.

En tanto, durante el mes de septiembre, se afiliaron 25,481 personas al Programa Piloto de Personas Trabajadoras del Hogar, de las cuales se espera un total de 41,700 beneficiarios potenciales. (Con información de María del Pilar Martínez).

empresas@eleconomista.mx