La reactivación de la economía pospandemia en sectores como la mensajería, paquetería, farmacéutico, así como alimentos y bebidas, permitió que las empresas arrendadoras de vehículos ganen terreno en el primer trimestre del 2021 en el mercado mexicano, coincidió la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (Amave) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

A pesar de que las ventas de autos en el esquema de financiamiento cayeron 14.6% en el primer trimestre, respecto a igual periodo del 2020, la participación del arrendamiento creció 0.6 puntos porcentuales, al pasar de un rango de 5% a 5.6% del total de las unidades financiadas, reportó Guillermo Rosales, director de la AMDA.

En conferencia de prensa virtual, Mauricio Medina, presidente de la Amave, afirmó que existe oportunidad en el mercado mexicano para que las empresas de arrendamiento puedan expandirse, pues la forma de consumir de los millennials ha influido para empujar el arrendamiento de vehículos, en donde se paga por su uso.

Al presentar el primer estudio sobre la comercialización de vehículos nuevos y empresas especializadas en arrendamiento en el periodo enero-marzo del 2021, el director de la AMDA comentó que con 9,318 unidades nuevas compradas, las empresas especializadas en arrendamiento representaron el 3.6% del mercado interno de vehículos ligeros durante el primer trimestre.

Precisó que al cierre del 2020, la participación de las arrendadoras como comprador de vehículos se mantuvo en 3.6%, con 30,836 unidades.

Las marcas que lideran el arrendamiento son Nissan con 2,520 unidades, seguido por General Motors con 1,504 unidades, Volkswagen con 873 autos, Toyota con 788 y Kia con 551vehículos ligeros.

“El arrendamiento de vehículos ha venido ganando terreno en nuestro país ya desde hace unos años, no solo por las ventajas fiscales que los clientes han detectado sino por los beneficios y valores agregados que todo el gremio del arrendamiento ofrece, por ejemplo la renovación de flota y ahorros que se pueden identificar”, afirmó el presidente de la Amave.

La Amave realizó una alianza con AMDA, la cual permitirá tener visibilidad de las actividades comerciales, unir fuerzas para estadísticas y resolver problemas en conjunto, lo que fortalecerá al gremio. “El arrendamiento es una opción para la adquisición de activos para las empresas, principalmente, aunque también hay personas que lo usan”, dijo Guillermo Rosales.  

El arrendamiento también reporta la venta de vehículos de carga, en donde 769 unidades fueron compradas por empresas especializadas en arrendamiento, que representa el 24.6% de la venta de vehículos de carga durante enero a marzo del 2021.

En dicho segmento, cinco marcas concentran el 81.5% de las compras de activos de las arrendadoras en el segmento de carga: lo encabeza Isuzu, con una participación del 48.9%, seguido por Hino con 41.9%, Freightliner con el 8.2%, International con el 10.8% y 10.9% de Kenworth.

“Hay empresas que voltean a ver el arrendamiento para renovar su flota, eso es importante porque muchos de ellos dejaron sus renovaciones de flota en stand by por la incertidumbre que sigue trayendo esta pandemia de Covid-19”, destacó Medina.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx