Qatar Airways anunció este viernes que compraría una participación de casi el 10% en el International Consolidated Airlines Group, la empresa matriz de British Airways y la española Iberia. La operación reforzó los lazos empresariales entre Europa y la adinerada Catar y aumentó la competencia entre las florecientes aerolíneas del golfo Pérsico.

La operadora catarí, de respaldo estatal, indicó que su decisión de comprar el 9.99% de la empresa, conocida como IAG, forma parte de un esfuerzo por mejorar sus operaciones y reforzar los lazos comerciales existentes con la empresa europea.

"Para nosotros tiene sentido trabajar más estrechamente a corto plazo y estamos deseando forjar una relación a largo plazo", dijo el director ejecutivo de Qatar Airways, Akbar al-Baker, en un comunicado.

La aerolínea informó que podría considerar una participación mayor en el futuro. Los términos financieros del acuerdo no se hicieron públicos.

La empresa se unió en 2012 a la alianza OneWorld, convirtiéndose en la primera de las aerolíneas del golfo Pérsico en sumarse a una alianza internacional. British Airways es miembro fundador del grupo, al que también pertenecen Iberia, American Airlines, Qantas, Cathay Pacific y otras.

IAG dio la bienvenida a la operación de compra, señalando sus relaciones precias con la empresa catarí. El director ejecutivo de IAG, Willie Walsh, dijo estar encantado de tener a Qatar Airways como "inversionista de apoyo a largo plazo".

"Hablaremos con ellos sobre qué oportunidades existen de trabajar más de cerca y ampliar las ambiciones de IAG como grupo líder global de aerolíneas", dijo.

Qatar Airways se expandió rápidamente en los últimos años, cuando la empresa y sus rivales de los cercanos Emiratos Árabes Unidos desarrollaron su oferta de viajes de larga distancia a través de sus florecientes núcleos de conexiones en el golfo Pérsico.

La empresa cuenta con el respaldo de Catar, una pequeña nación productora de gas y petróleo que acogerá el Mundial de Fútbol de 2022.

El país tiene muchas inversiones en Europa, que abarcan desde los grandes almacenes Harrods y otros activos de bienes raíces en Londres al club de fútbol Paris Saint-Germain o una participación en el banco británico Barclays.

Qatar Airways sigue los pasos de su rival de Emiratos Etihad, que ha comprado de forma agresiva participaciones en aerolíneas extranjeras como la italiana Alitalia y la segunda más grande de Alemania, Air Berlin.

erp