La prueba piloto que hará México para la licitación de campos petroleros no convencionales deberá considerar un cambio fiscal, a fin de que sean competitivos, consideró el presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi), Alberto de la Fuente. 

De acuerdo con el representante del sector, este tipo de campos petroleros es un sector que requiere un tratamiento distinto, ya que es muy costoso y complicado.

Para el dirigente de Empresas de Hidrocarburos, un proyecto de este tipo, como cualquier otro, va a tener que competir con la cartera o con los proyectos que las empresas tengan en otra parte del mundo, por lo que deben ser competitivos en materia fiscal.

Respecto al potencial que podrían tener estos campos, comentó que habrá que ver las condiciones, ya que es un sector que podría ser atractivo y el potencial de no convencionales de México es importante.

“Me parece que habrá que ver qué es lo que saca el gobierno; México tiene un potencial enorme en el tema no convencionales, habrá que estudiar en su momento sus características”, insistió.

La semana pasada, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dio a conocer que trabajan en el diseño de una licitación piloto para yacimientos no convencionales, con el propósito de ver el apetito de la industria, probar la regulación y capacidad institucional.

“Los yacimientos no convencionales son muy promisorios para México, pues somos el sexto país en riqueza petrolera no convencional”, precisó el funcionario.