Geo, Urbi y Homex tienen proyectos inmobiliarios que dejaron en proceso y que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) quiere que se rescaten, sin embargo los tenedores de bonos extranjeros de estas empresas se resisten a llegar a un acuerdo, lo que retrasa la solución financiera de las desarrolladoras.

Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de esta dependencia gubernamental detalló que las tres desarrolladoras de viviendas dejaron proyectos en marcha que nos gustaría rescatar y ponerlos nuevamente en el mercado, pero eso depende de que lleguen a un acuerdo con los tenedores de bonos .

El funcionario federal enfatizó que los productos, desarrollos que están empresas dejaron en proceso y que actualmente se están congelados, sujetos a invasiones y depredación, pueden incorporarse al mercado.

Sin embargo, reconoció que lo anterior no sucederá hasta que Geo, Urbi y Homex solucionen su situación financiera, la cual es retrasada por sus tenedores de bonos que operan en el extranjero y que se resisten a llegar a un acuerdo.

En algún momento, los tenedores de bonos han estado esperando que haya una reacción del gobierno, algún tipo de acción que cambie un poco la perspectiva de estas empresas, hacen mal, no lo habrá , sostuvo Ramírez Marín.

Un tema que podrían analizar es la inversión en los proyectos que estas constructoras de conjuntos habitacionales tienen y de los cuales se puede producir dinero, expresó.

Reconoció que el sector necesita que por la experiencia en la industria, Geo, Homex y Urbi regresen al mercado; los proyectos de estas compañías y las reservas que tienen son elementos viables para que, una vez solucionada su situación económica, comiencen a recuperarse.

Actualmente las tres grandes constructoras no participan en la construcción de nuevos proyectos, durante 2013, estuvieron registrando viviendas que tenían en sus inventarios.

Son empresas con gran experiencia, de importante tradición, esperamos que pronto solucionen su situación y r egresen al mercado , declaró el titular de la Sedatu.

nlb