Por primera vez en lo que va del año, la producción automotriz en México mostró cifras negativas acumuladas, colocándose como el volumen más bajo desde 2012, con el ensamble de 2 millones 767,004 unidades; con ello, nuestro país se coloca en desventaja frente a sus competidores en el mercado de Estados Unidos, al ser el único con una caída de 2.3% en sus exportaciones de enero a noviembre, informó la industria automotriz.

Si bien las exportaciones de vehículos ligeros al mundo muestran un incremento de 3% en el periodo de enero a noviembre del presente año con 2 millones 479,515 unidades, contra igual lapso del 2020, arrastra una caída de 21.3% contra el 2019, al dejar de vender al mundo 671,942 unidades, reportó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Dentro de los países proveedores del mercado estadounidense, México es la única nación que muestra un descenso de 2.3%, con envíos de 1 millón 884,374 unidades. Fausto Cuevas, director de AMIA, sostuvo que la escasez de semiconductores es el mayor factor que ha afectado a la producción de vehículos ligeros y “el año en curso estaremos teniendo niveles de producción menores de lo que se dio en el 2020, año de la pandemia”.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx