En la actual temporada de Cuaresma los precios de pescados y mariscos registran diferencias de hasta 263% en comercios del Valle de México, de acuerdo con información de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Por ello, reiteró a la población que antes de adquirir este tipo de alimentos de temporada compare precios para evitar abusos a la economía familiar.

Según resultados de su programa Quién es quién en los precios , personal del organismo encontró que en la Ciudad de México y su zona metropolitana el filete de huachinango del Golfo se vende en 99.50 pesos el kilogramo en la Mega Comercial Mexicana, sucursal Satélite.

Sin embargo, en la cadena City Market, sucursal Huixquilucan, cuesta 362 pesos, lo que significa una diferencia de 262 pesos (263%).

Similar situación presenta la mojarra grande, ya que mientras en Soriana, sucursal Aragón, cuesta 28.71 pesos el kilogramo, en la tienda Virgo, ubicada en el municipio de Tultitlán, se vende en 55 pesos, es decir, casi 27 pesos o 91% más caro.

Otro producto cuyo precio registra una importante disparidad es el salmón, pues mientras que en la Mega Comercial Mexicana, sucursal Satélite, el kilo cuesta 169 pesos, en la tienda Soriana, sucursal Parque Delta, se ubica en 263 pesos, lo que representa una diferencia de 94 pesos.

El camarón es también otro producto cuyo precio presenta una importante disparidad. Por ejemplo, la tienda Chedraui, sucursal Neza Norte, ofrece el producto en 105 pesos el kilogramo, y en la cadena comercial Superama, sucursal Río Churubusco, cuesta 219 pesos, es decir, 108% más caro.

Por lo anterior, el organismo defensor de los consumidores recomienda revisar en su página electrónica www.profeco.gob.mx los resultados de su programa Quién es quién en los precios sobre mínimos y máximos de diversos alimentos y así tomar la mejor decisión.

Lo anterior, aunado al programa especial en materia de verificación y vigilancia que tiene en operación, con motivo de la Semana Santa, y que concluirá el próximo 8 de abril.

De acuerdo con la Profeco, su personal verifica que los establecimientos donde se produzca, importe, distribuya y comercialice pescados, mariscos frescos pre-envasados, pollo y legumbres, tanto al mayoreo como al menudeo, se exhiban de forma visible precios y tarifas, además de que se respeten costos, promociones y ofertas.

Asimismo, se constata que los productos relacionados con el consumo de la temporada, como mejillones, calamares, pulpo enlatado y bebidas pre-envasadas, reúnan los requisitos obligatorios de información comercial.

klm