En México existen 126 millones 14,024 habitantes, de acuerdo con los resultados del Censo de Población y Vivienda en su edición 2020, el cual se levantó en medio de la crisis del Covid-19 y que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) es una “fotografía del país”, en donde la información está referenciada al 15 de marzo del año pasado.

En la edición del 2010, la población mexicana sumó un total de 112.3 millones de pobladores, lo que significa que en una década el número de habitantes creció 12.2 por ciento.

En este sentido, Julio Santaella, presidente del Inegi, informó que la tasa promedio anual de crecimiento poblacional en la última década fue de 1.2 por ciento.

“Esta tasa de crecimiento demográfico significa que, de mantenerse constante a lo largo del tiempo, la población de nuestro país se estaría duplicando en 58 años”, explicó en videoconferencia.

Esta tasa es la menor de la que se tiene registro desde 1921, cuando la población mexicana se vio disminuida en 0.5 por ciento. La tasa más alta se registró en la década de los 70, cuando el crecimiento poblacional anual promedio fue de 3.4 por ciento.

“Aunque puede parecer una tasa de crecimiento baja, para las dimensiones de la población total una tasa de crecimiento de 1.2 % (anual) significa un crecimiento, en número absolutos, muy significativo”, apuntó Carlos Welti, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Otro factor, agregó, es el mayor número de defunciones, el cual crece a la par de que la población mexicana también va envejeciendo.

Se estimaba que para el 2020, México tendría entre 130 y 135 millones de habitantes, lo cual no ocurrió, destacó Felipe Gaytán Alcalá. En entrevista, el profesor investigador de la Universidad La Salle, explicó que eso habla de una desaceleración poblacional, particularmente en el último lustro y de que las políticas públicas de los años 70 en la materia han funcionado.

Además, la explicación a este fenómeno está en las posibilidades de las personas de tener hijos y mantenerlos, lo que lleva a las parejas a decidir no tenerlos o posponer esa decisión.

Los datos del Inegi mostraron, en este tema, que en el 2000 las mujeres arriba de los 12 años tenían hasta 2.6 hijos, mientras que para el 2020 esta tasa disminuyó a 2.1.

Población mexicana envejece

El censo también reveló que en 20 años la edad promedio de la población ha crecido. En el 2000, la población tenía una edad promedio de 22 años, la cual pasó a 26 años en el 2010 y, el año pasado, se ubicó en 29 años.

En ese sentido, Gaytán Alcalá dijo que, si se analiza detenidamente la pirámide poblacional, se observa que en los segmentos de edad de 10 años o más, hasta los 44 está el grueso de la población, lo que quiere decir que tenemos oportunidad todavía de impulsar muchos cambios y políticas públicas para aprovechar el bono demográfico. Sin embargo, recalcó que la gran oportunidad fue en el 2010 y México no la aprovechó.

Por su parte, Julio Santaella explico que: “En el 2000, 61% de la población tenía menos de 30 años y ahora este grupo es de sólo 50 por ciento. En el otro extremo, los mayores de 60 años eran sólo 7% en el 2000 y para el 2020 excede 12% (…) No quiere decir que seamos un país de personas mayores, pero sí que hay una mayor proporción de esta población”.

Aumenta esperanza de vida

Los resultados del censo también refieren una ampliación en la esperanza de vida a los 75 años, en promedio. Para el 2025 se espera llegue a 76 y para 2030 a alrededor de 77 años.

Gaytán Alcalá menciona que la mayor esperanza de vida tiene que ver con varios factores, desde el incremento de la cobertura de salud, atención y erradicación de enfermedades, así como el incremento de la preocupación de la población en su salud. Y explica que esa situación ha obligado a modificar políticas públicas para atender asuntos de jubilaciones, servicios médicos entre otros, lo cual genera presiones económicas en diversos ámbitos.

De la población 62% es económicamente activa

Otro dato que reveló el Censo del 2020 es que la tasa de participación económica de la población de 12 años y más es de 62%, es decir, 78 millones de personas se encontraban laborando o en condiciones de laborar al momento de realizarse la encuesta. 

En 10 años, el incremento en esta tasa fue de 9.4 puntos porcentuales. En los hombres, el incremento fue de 2.4 puntos, mientras que en las mujeres la tasa de participación creció 15.7 puntos.

En contraste, existen 37.8 millones de personas que no están económicamente activas. De esta población, 43.9% se dedica a los quehaceres del hogar —que recaen principalmente en las mujeres— mientras que 34.7% son estudiantes.

El restante es población pensionada o jubilada, que tiene alguna limitación física o mental que le impide trabajar o bien, se dedica a otras actividades no económicas, como lo son los cuidados de otras personas del hogar.

Las mujeres aportan más

El profesor de la Salle destacó que los resultados del Censo demuestran que la población femenina tiene una mayor participación en la población económicamente activa.

En este país 62% de las mujeres de 12 años o más participan en la población económicamente activa, mientras que 59.1% de los hombres del mismo rango de edad están en la misma situación.

En ese sentido, subrayó que esa cifra es suficiente para demostrar la posición de la mujer en el ámbito público, por lo cual no debería hablarse de cuotas de genero como concesiones en la participación de las mujeres en diferentes esferas públicas.

Brecha de género

El Censo también mostró que las mujeres continúan como el género predominante dentro de la población. Al cierre del año pasado, había 64.5 millones de mujeres y 61.4 millones de hombres.

A detalle, se observa que, por ejemplo, en la población que se cataloga como analfabeta pese a que se disminuyó la tasa —de 6.9 a 4.7% en la última década— el registro es mayor en el género femenino.

En este sentido, Julio Santaella explicó que existen 1.7 millones de hombres analfabetas en el país, lo que representa 2.8% de este género, mientras que en las mujeres se encontraron 2.6 millones de ellas en este rubro, es decir, 4.1 por ciento.

¿Qué es el Censo de Población y Vivienda?

Es un recuento de la población y las viviendas para generar información estadística confiable, veraz y oportuna acerca de la magnitud, estructura, crecimiento, distribución de la población y de sus características económicas, sociales y demográficas.

valores@eleconomista.mx