El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, distanció a su empresa de la disputa entre Twitter y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un momento en que la Casa Blanca prepara un decreto sobre las firmas de redes sociales.

Trump, quien acusa a estas empresas de un sesgo contra los sectores conservadores, sin mostrar evidencia, intensificó sus ataques contra Twitter después de que la compañía pusiera el martes por primera vez una etiqueta de verificación de hechos en dos de sus tuits sobre el voto por correo.

"Creo que tenemos una política diferente a la de Twitter en esto", dijo Zuckerberg a Fox News, el canal de televisión preferido por Trump, en el anticipo de una entrevista que saldrá al aire el jueves más tarde.

"No creo que Facebook o las plataformas de internet, en general, deban ser árbitros de la verdad. Creo que es una línea peligrosa, en términos de decidir qué es verdad y qué no", sostuvo Zuckerberg en otra entrevista a CNBC.

Facebook exime a las publicaciones y anuncios políticos de su programa de verificación de hechos y se ha negado a limitar la publicidad política dirigida como otras plataformas. La empresa ha sido muy criticada por los demócratas por este enfoque.

Se espera que un borrador del decreto que Trump firmará el jueves sugiera que el presidente solicitará una revisión de una ley que exime a las compañías de internet, incluidas Facebook y Google de Alphabet, de responsabilidad por el contenido en sus plataformas.

Facebook y Twitter se negaron a comentar sobre el borrador. Una portavoz de Facebook dijo que las entrevistas en Fox y CNBC habían sido programadas la semana anterior.

El presidente ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, tuiteó el miércoles que la compañía "continuará advirtiendo sobre la información incorrecta o controvertida sobre las elecciones a nivel mundial", pero dijo que "esto no nos convierte en un 'árbitro de la verdad'".