Petróleos Mexicanos (Pemex) inició el 1 de abril un modelo de negocios en que licitará contratos para privados en 21 asignaciones en campos maduros y activos como Akal y Ayin en aguas someras, en una primera etapa y en 24 asignaciones que incluyen campos en aguas someras como el activo Ku Maloob Zaap en una etapa posterior, con reservas 2P conjuntas por hasta 5,862 millones de barriles, en que la subsidiaria Exploración y Producción (PEP) realizará las licitaciones, que inicialmente se adjudicarán en junio del 2020.

Este nuevo modelo, diseñado para maximizar los recursos de campos que ya cuentan con producción y están en etapas de declinación, será mediante los que ahora denominarán contratos de servicios integrales de exploración y extracción (CSIEE) en los que Pemex mantiene la titularidad de la asignación y continúa como operador, con contratos de entre 15 y 25 años y remuneraciones para los contratistas a través de tarifas en dólares por unidad del hidrocarburo producido.

Además, según la presentación que realizó la estatal a potenciales contratistas en Campeche, el contratista prestador de servicios realizará las actividades aportando 100% de la inversión de capital (Capex) y del gasto de operación (Opex).

“Se consideran diversos aspectos para hacer viables los proyectos como mejora en el régimen fiscal, cuentas segregadas, tarifas variables en función del precio de los hidrocarburos y recuperación de costos en componentes de mayor riesgo”, expuso Pemex.

Las diferentes tarifas que se pagarán a los contratistas estarán asociadas con cuatro fases del desarrollo de los campos, en los que la tarifa 1 corresponde a la producción derivada del desarrollo existente será de entre 50 y 80% de la tarifa 2, que es la que se tomará como variable de adjudicación y referencia en función de los precios de los hidrocarburos, tomando además una tasa relacionada con la producción incremental que se consiga. La tercera fase del desarrollo tomará en cuenta el desarrollo de bloques adyacentes y un mayor riesgo en las actividades, por lo que se pagará al contratista entre 10 y 30% adicional a la tarifa 2, dependiendo de las inversiones requeridas. Finalmente, la cuarta fase se diseñó para proyectos de recuperación secundaria (extracción artificial mediante procesos físicos) o mejorada (con procedimientos químicos), mismos que serán ofertados por el contratista desde la licitación y definirán una cuarta tarifa incremental. Las tarifas que no sean determinadas durante el proceso licitatorio serán aprobadas entre PEP y el contratista.

Por tratarse de un contrato de prestación de servicios, el responsable como operador ante el Estado es PEP y para ello se creará un comité de coordinación con los contratistas dentro de la estatal, mismo que se compondrá de dos representantes de la estatal y dos del contratista, que tendrán reuniones por lo menos una vez al mes y sin que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) participe en los procesos.

Se revisarán contratos con Odebrecht: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que no se realizarán contratos con la empresa Odebrecht o con alguna otra con señalamientos de corrupción, además de que se revisarán los ya celebrados con la empresa brasileña.

“Si hay elementos, la indicación que se tiene es que no se entreguen contratos a empresas que hayan estado involucradas en casos de corrupción, sean nacionales o extranjeras”, dijo en Minatitlán, este fin de semana. Agregó: “¿Se acuerdan cómo era antes de que llegaran las empresas extranjeras? Sobornaban. Esa empresa Odebrecht llegó a tener una sesión de su Consejo de Administración en Los Pinos, o sea, que se metieron hasta la cocina”.

El político tabasqueño aseguró que las empresas extranjeras con señalamientos de corrupción no tendrán posibilidad de participar en las licitaciones en nuestro país.

Aunque aseguró que no se va a actuar de manera arbitraria, los contratos que hayan realizado gobiernos anteriores con Odebrecht, serán revisados de conformidad con la ley, ya que aseguró que no se trata de cancelar contratos por cancelarlos.

“Ese contrato al que hace mención lo otorgó el gobierno de Calderón, es el de Etileno 21. Es un contrato que no se entregó en las mejores condiciones, porque para construir la planta hubo financiamiento de la banca de desarrollo, es decir, intervino el gobierno para apoyar en la construcción de la planta. Pero no sólo eso, se acordó, en efecto, entregar materia prima de Pemex a la planta”, dijo.

López Obrador insistió para evitar malinterpretaciones en que esto no significa “que se van a suspender o se van a cancelar todos los contratos”, ya que, aunque estos se no hayan celebrado aún y en las mejores condiciones para el país, se tienen que respetar. (Con información de Leopoldo Hernández)

[email protected]